Juntitos los dos

– Cierra los ojos y dime: ¿qué es lo primero que se te viene a la mente? –
Entonces, tomó su mano, sonrió y nunca más le dejó ir.

Liniers – Explicaciones para vivir – Hoy: Cómo enamorarse. Ay.

Liniers – Explicaciones para vivir – Hoy: Cómo enamorarse. Ay.

Cuando te das cuenta de que no era tan difícil, y que el problema, en realidad, estaba en esas ideas que, como muros absurdos, te impedían ver a quien realmente estaba allí para ti. Cuando en tu cabeza sea ilógico, contradictorio o, incluso, prohibido, y todos aquellos “peros” se multipliquen para impedir lo que hasta la casualidad parece impulsar. Te has llenado de amigos y no te explicas cómo. Sí, como no, “casualidad”. Entonces, ¿por qué te quejas tanto? Nadie puede explicarte cómo vivir, ni mucho menos, cómo amar. Sin embargo, luego de las heridas y con el paso del tiempo, entre libros y viajes, despedidas y reencuentros, serás tú quien tome las lecciones y decidas perdonarte y amar en libertad. Amarte cuidando todo aquello que construiste y todo lo que quieres descubrir. Bajo esta premisa, los miedos y las excusas propias de un realismo contaminado son incompatibles con el corazón en modo de aventura. ¿Qué sería del amor si nos permitimos la oportunidad de sentirlo a partir de las pequeñas cosas?

El amor se alimenta de los detalles, pero no únicamente de aquellos propios de películas gringas con sabor consumista, sino de todas esas pequeñas cosas que fueron capaces de tumbarse ese muro limítrofe que impedía ver a quienes estaban dispuestos a más y que son, en realidad, todo lo que uno necesita. Piensa en esa persona que sabe hacerte sonreír. Tiene ventaja y lo sabes. Pero ¿cuántas veces vamos negando oportunidades, emociones y sensaciones, poniendo excusas como: “recién le conozco”, o “pero no es mi tipo”, “somos re distintos”? ¿Cuántas veces más estaremos en ese dilema, confrontando una realidad con la peligrosa ilusión? Si la realidad ha sido un camino de “mala suerte”, tal vez no solo sea cuestión de azar. Y ya que el amor no se busca, sino que llega, mira bien quien aparece cuando abres los ojos. He allí la importancia de arriesgar sin calcular, de sentir con el único filtro de la seguridad y confianza que nos desprende una persona. No es darlo todo a ciegas, pero es, al menos, dejar la puerta abierta y aceptar que incluso siendo distintos, se puede llegar muy lejos.

HJ-story.com – El amor es aceptar diferencias

HJ-story.com – El amor es aceptar diferencias

Yo creo en el amor, en las verdaderas historias de amor, las que nacen de los que tienen los sentidos abiertos. Creo que los que van con miedo, o con otras intenciones, tardan, pero no son excluidos. Más allá de cualquier utopía, la vida no es para quedarse pensando si sí o si no, si es o no es… Estamos aquí para intentar, para sentir, para entregar, para levantarnos cuantas veces sea necesario y aprender a distinguir. Es evidente, nos toca aprender a querer, así como aprenderemos a dejar ir. Por quienes sentimos que son capaces de hacernos cosquillas sin tocarnos, de transformar un mal momento en un momento para recordar, con una magia divina. Por ellos, vivir será fácil. Pues alivian la carga en la mochila de nuestras propias exigencias. Por otra parte, solo creceremos en el amor cuando dejemos de etiquetar las emociones y personajes, y nos dediquemos a vivir el presente, que es todo lo que nos podemos entregar.

Mario Benedetti – Pero, en definitiva, ¿qué es Lo Nuestro? Por ahora, al menos, es una especie de complicidad frente a los otros, un secreto compartido, un pacto unilateral. Naturalmente, esto no es una aventura, ni un programa, ni -menos que menos- un noviazgo. Sin embargo, es algo más que una amistad.

Mario Benedetti – Pero, en definitiva, ¿qué es Lo Nuestro? Por ahora, al menos, es una especie de complicidad frente a los otros, un secreto compartido, un pacto unilateral. Naturalmente, esto no es una aventura, ni un programa, ni -menos que menos- un noviazgo. Sin embargo, es algo más que una amistad.

Tú y yo, por esa magia, sin que importe lo que piensen los demás, pues nadie nos entiende. Así, haciendo que la admiración crezca a la par con el deseo, tomemos cada día como una oportunidad para disfrutar y, sin olvidarnos de nuestros sueños, hagamos que vivir sea más sencillo, con el amor. y así, juntitos los dos; y así, lo que se nos dio. Y así, juntitos los dos; y así, lo que se nos da

Publicado en Personas | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 3 comentarios

Gatos

Aunque me tengas en la incertidumbre y deba seguir en medio del ruido.
Aunque el cansancio y la presión intenten hacerme desistir de ti.
Yo te dejo estas palabras incluso sin conocerte, por serte leal desde mi libertad.
Yo te doy mis siete vidas convencido de que es contigo con quien yo quiero vivir.

Anónimo – "De algo hay que morir" dijo el gato romántico cuando se enamoró por séptima vez

Anónimo – “De algo hay que morir” dijo el gato romántico cuando se enamoró por séptima vez

Le dije que no había nada que temer si los dos estábamos hablando el mismo idioma y sentíamos la misma curiosidad, que si había atracción y si estábamos dispuestos a aprender el uno del otro, entonces no sería una pérdida de tiempo. Le dije que podíamos arriesgar, que valdría la pena porque ambos queremos mezclar la libertad con la compañía. Que nuestros pasados son parte de nosotros, y los peros no son suficientes cuando ambos sentimos que es momento de entregar. Si la empatía aparece y la locura es mixta, si nadie más parece entenderlo y no importa. Le dije que creyera en mí, aunque fuese muy pronto como para abrir las puertas, porque yo ya tenía abiertas las mías. Y ella respondió que sí. Así empezaría la nueva entrega, la esperanza hecha misión.

Liniers – No te olvides de mí.

Liniers – No te olvides de mí.

De los sentimientos sin expectativas nacen las historias que no terminan de creerse. En lugares inciertos, en situaciones extravagantes quizás, con personajes no idealizados de los tenaces que se enfrentan contra la rutina de los peros. La realidad es sorprendente cuando nos dejamos sorprender, el punto clave es estar en disposición. El atreverse sin ser suicida, que llega por cortesía de la experiencia y la sensatez. Tal vez lo espontáneo y el cúmulo de lecciones son todo lo que necesitamos para encontrar algo más. Y qué es el amor sino aquello “de más” que nunca es suficiente. Entonces, a disfrutar de los deslices, de cada pasión, y de todo eso que nos acerca a ese “yo” de pareja, aquel capaz de estar en entrega incluso de manera temprana. Sintiendo el instinto felino, equilibrado y temerario, que no nos aleja de nuestra libertad sino que acepta la necesidad de compartir para crecer aún más.

Y, viste como es – -Vengo a poner el corazón delante de ti. -Se dice delante de vos. -No, delante de ti, porque te pertenece.

Y, viste como es – -Vengo a poner el corazón delante tuyo. -Se dice delante de vos. -No, delante tuyo, porque te pertenece.

No le pedí más que su presente y ella me ofreció un mañana incierto. No tenía más que mis propias metas hasta que decidí crear nuevas en conjunto para que sea más intenso el sentimiento, y la vida incluso. Es así, la emoción cuando intenta razonarse busca establecer objetivos. De esta manera te hace aprender y sacar lo mejor de ti. No sabía que poco a poco, con cada acercamiento, ella se haría de un poco de mí, silenciosamente, pero con mucho arte. Y yo podría tenerla para mí, sin condiciones ni distancias. Era como si pudiese hablar con su corazón, sin intermediarios, únicamente con tomar su mano o con mirarle a los ojos, con esa admiración tan solemne y esa seguridad tan sólida que hacía que mis palabras retumben en su pecho como una percusión estruendosa. Su entrega y la mía, una colisión impredecible.

Jorge Luis Borges – "Y de pronto llegará alguien que baile contigo, aunque no le guste bailar y lo haga porque es contigo y nada más."

Jorge Luis Borges – “Y de pronto llegará alguien que baile contigo, aunque no le guste bailar y lo haga porque es contigo y nada más.”

Son nuestras decisiones las que nos permiten mantener o alejar a las personas, aunque muchas veces también dependa de cuánto están dispuestos los demás por quedarse cerca de nosotros. En el amor no existe pérdida de tiempo, cada experiencia, por más que haya sido un ruido, ha significado una lección. Nosotros decidimos cómo asumir esos aprendizajes y cómo aprovecharlos para un día siguiente. Aquí o allá, hoy o mañana, nos cruzaremos con alguien que no necesariamente estaba en el libreto original. Cuando eso ocurra, asegúrate de sentirte listo y sin miedos, y atrévete a sentir y decir que No importan el lenguaje ni las palabras ni las fronteras que separan a nuestro amor. Quiero que me escuches y que te abras. Le estoy hablando, hablando a tu corazón.

Publicado en Personas | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 3 comentarios

San Cuernos

Y de pronto, la misma respuesta a la misma pregunta:
El desfile de los peros, la nueva era de hielo,
los puntos suspensivos, la antipatía innecesaria,
la incisividad de rutina y el retorno a las querencias.

Y, viste como es – Yo quiero estar con vos, pero tengo miedo de engancharme

Y, viste como es – Yo quiero estar con vos, pero tengo miedo de engancharme

¿Cuántas excusas podemos encontrar alrededor de nosotros cuando se trata del amor? Algunas veces de nuestro lado, otras, que vienen hacia nosotros. Todas ellas, en suma, un desperdicio de energía de personajes inseguros que incluso, teniendo claro lo que quieren, parecen no quererlo. ¿Cuántas veces negamos una oportunidad con excusas bobas, esperando el perfect match? Tal parece que esa exigencia que nos impone el mundo la queremos replicar a nuestros sentimientos. Que si tiene todo, le quitamos algo para ver lo que ocurre. Que si le falta algo, en lugar de ver si funciona lo descartamos. Y al final, se siente venir esa frase tan infinita pero que solo queda respetar: “es que ahora prefiero disfrutar de mi soledad”. El prefacio de San Valentín, la peor temporada para caer en la friendzone.

–I love you  –Double check

–I love you
–Double check

Puedo comprender la incompatibilidad, los malos caracteres que chocan y no retroceden, el orgullo que no cede, el clima y el alcohol que todo lo distorsiona. También puedo aceptar que hay incertidumbre en la rapidez con la que puedes conocer a alguien y sentir como, pese a ser pronto, es suficiente como para rendirse al encanto. Con ello, llegan la sinceridad de una mirada, las palabras de admiración. Y así hasta los besos, la entrega sin retorno, la confianza a granel en complicidad con la similitud de dos locos que conversando por horas se pierden en el cosmos de sus propias pasiones. Lo que nunca podré entender es la cobardía del primer pero, el efecto dominó desencadenado por el retroceso, el hashtag convertido en tendencia: el miedo al amor.

Eduardo Sacheri – El Secreto de sus ojos – El "pero" es la palabra más puta que conozco -. "te quiero, pero…"; "podría ser, pero…"; "no es grave, pero…". ¿Se da cuenta? Una palabra de mierda que sirve para dinamitar lo que era, o lo que podría haber sido, pero no es.

Eduardo Sacheri – El Secreto de sus ojos – El “pero” es la palabra más puta que conozco -. “te quiero, pero…”; “podría ser, pero…”; “no es grave, pero…”. ¿Se da cuenta? Una palabra de mierda que sirve para dinamitar lo que era, o lo que podría haber sido, pero no es.

Tras la estocada, el aliento retumba como un trémulo cántico de dignidad. Tu tenacidad fue suficiente para llegar a un nuevo nivel: Seguir soñando. Te despiertas del mal sueño, del maldito “pero” que una y otra vez aparece como una burla divina de un Dios no tan serio. Los que te quieren no se cansan de decirte que no es tu culpa, aunque quizás sí. Y empiezas a plantearte si estás listo realmente o si solo fue un espejismo en un desierto sin oasis, en donde la soledad es la mejor compañía y se encuentra, incluso, lejos de ti. Años de derrota, o bueno, de aprendizaje con sabor agridulce. Y hay quien te dice, incluso, que solo has perdido el tiempo. Entonces desenvainas ese orgullo tan potente y sigues, de pie, en ese camino que parece insuficiente, y ves al cielo con ambición, buscando en las estrellas la compañía a la distancia, entendiendo que tal vez, para ti, lo intangible había sido lo justo y necesario. -O tal vez no-.

Montt – Así lo imaginamos… Así es…

Montt – Así lo imaginamos… Así es…

Llega así el catorce de febrero sin rosas inertes ni peluches hechos en China, sin detalles fabricados en los tiempos libres, con folios de oficina impregnados de cursilería pestilente solo por no tener nuestro estilo. Todo lo que se anida en un día consumista que no demuestra el sentido de un sentimiento injusto. Llegan los “te quiero” sin respuesta, tu mano sin la mía, y la injusta amistad unilateral. San Valentín para ti, san cuernos para mí. Total, para qué querer un sólo día, si lo que uno busca es vivir el resto en amor. Toma tu día de un santo no tan santo, me quedo con un día para preguntarme ¿de qué sirve el amor?

Publicado en Personas | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 2 comentarios