Cómplices

La noche siempre quedará corta a tu lado,
sin que importe nada, tú y yo, nuestra revancha,
una enfermedad que nos afecta y que nos cura.
La noche que nunca debería acabar…
 
Desmotivaciones.es - ¡Cállate y bésame! - Todos hemos querido que pase esto durante una discusión

Desmotivaciones.es – ¡Cállate y bésame! – Todos hemos querido que pase esto durante una discusión

Cuando el corazón gobierna, muchas veces las palabras no son la mejor manera de llegar a un acuerdo común. En la convivencia es normal tener discrepancias, esos pequeños pleitos que derivan en malestar o hasta en lágrimas. Lo normal es parar a tiempo, volver con humildad, negociar una solución y obtener la paz. Sin embargo, el otro camino sería convertir la discusión en una lucha cuerpo a cuerpo, donde los únicos golpes permitidos sean aquellos ‘toques’ de placer. Así, ‘round tras round’, quedará claro que solo existe un deseo inigualable, cada vez más adictivo –amenazante y apremiante al mismo tiempo-, que busca el clímax para llegar a una tregua o acuerdo de paz. Un camino que tal vez no solucione las cosas, pero que sirve –válidamente- para evitar grandes complicaciones (o postergarlas).

Dejarlo en manos de la pasión, medicina alternativa, y convertir así los problemas en la simple ‘tabla del 2’. Una especie de juego de roles, cambio de contexto inusual: un nuevo libreto con la compañía ideal. Es la victoria pasional, la derrota de los prejuicios y los ‘no deberías’. ¡Silencio! No tiene sentido discutir… y empieza la noche a desnudar el verdadero deseo que se esconde tras el orgullo, esa sed que no se apaga y que parece incrementarse beso a beso, fusionando labios con piel, palabras que arden en la oreja que te dejan en un dulce knock out, y quieres más. La humedad del roce, ‘el fin de todo’ convertido en nuevo empezar, el círculo gira más que antes mientras el amor se pone celoso de tremendo acto sin cesar. Es que la pasión de dos que no tienen límites puede hacer maravillas, esto no tendrá barreras, es el instinto animal.

Así llega la rendición, sincronizada o acordada. El descanso, las sonrisas. Quien perdió en realidad ganó, y la victoria fue una doble celebración. Que todo vuelva a empezar aunque el brillo solar arruina al instinto felino. Un momento, ¿quién pone los límites? Y así, empieza la fusión nuclear. Termodinámica sin grandes fórmulas, un ‘loop’ que repetiremos sin dudar. Existirán miles de excusas pero siempre querremos revivir un momento así de sublime y natural. Convertir cualquier lugar en nuestro, conquistando tiempo y espacio para así convencernos de que la perfección es simple convicción. Sin embargo, el deseo no reemplaza al amor, solo le inyecta vitaminas. Si ya está marcado un camino, esta no es la estrategia para corregir la dirección sino un paliativo para el dolor.

Rousseau - "Desear no es querer. Se desea lo que se sabe que no dura. Se quiere lo que se sabe que es eterno"

Rousseau – “Desear no es querer. Se desea lo que se sabe que no dura. Se quiere lo que se sabe que es eterno”

Conclusión

El desenfreno no entrega más que objetividad, pues permite canjear ese calor de una discusión por el ardiente deseo de un cuerpo al cual queremos poseer. Tal vez las cosas no cambien, pero, por una noche, bien vale la pena callar al orgullo y celebrar la pasión. Recuerdos que a la mañana siguiente quedarán muy por encima de las palabras absurdas de ‘separación’. Entonces, llega ese momento en el que deseas que la noche no acabe y que la magia vuelva a abrasar la habitación… que la adicción gane y el reloj marche hacia atrás. Podría ser tan fácil, sería espectacular, si fueran reversibles aquellas noches de incendio. Más noches reversibles para saborear las horas más humildes con un placer más intenso.

Acerca de PaoloCesare

Calmo, analítico, consejero, buen compañero, gran amigo (eso dicen, no les crean). Me atrevo a escribir para compartir y aprender con Uds.
Esta entrada fue publicada en Personas y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s