Frágil

Entonces le entregaste tu corazón a quien supo robarte una sonrisa.
Le regalaste una vida a quien apenas sabía qué hacer con la suya.
Tanta inteligencia, belleza y grandeza de espíritu mezclada con aquel chico intrigante.
Muchas veces a quien quieres no es quien te merece, pero no nos enteramos a tiempo.
 
Ángeles Mastretta - Y entonces se enamoró, de la única forma en que las mujeres inteligentes pueden enamorarse

Ángeles Mastretta – Y entonces se enamoró, de la única forma en que las mujeres inteligentes pueden enamorarse

La ilusión puede hacer que caigamos en situaciones perjudiciales. De repente nos vienen alucinaciones con personas que nos dieron pequeños detalles. La peligrosidad de un corazón en escucha se dispara cuando, ciegamente, nos conducimos por una senda que no estaba en el mapa. Saltamos las señales de advertencia, solo nos importa explorar si es verdad, aún si alguien delata que solo estamos barruntando por exceso.

De hecho, es probable que existan momentos de lucidez en los que la utopía se revele como tal y pisemos tierra. Pero es mayor el anhelo de tenerle cerca, de no estar solos. De sentirse comprendido por alguien “capaz” de, aunque sea, escucharnos. Confundimos cualidades con “señales”, habilidades con talento. ¿Por qué parece que la medida de las gafas pasó a 10x? Empezamos, incluso, a querer por dos, duplicando sentimientos que son tácitos, o, incluso, ahuyentando lo que, por naturaleza, pudo haberse dado… ¡Menuda torpeza!

Cuando la inteligencia emocional parece no estar adiestrada, un máster no sirve de nada, si no te dominas por dentro. Solo la misma experiencia, el saber escuchar y escucharse a sí mismo. Las consecuencias de una buena o mala elección tarde o temprano ocurrirán. Siempre será bueno arriesgarse, pero con un buen fundamento pues tampoco se trata de ir de lotería en lotería. Si no has aprendido la lección podrías caer en ese ‘loopback’ de dolor. Y después ¿para qué culpar a los demás?

La ilusión, herramienta de doble filo, es alimento de pasión. Es preciso descubrir el momento oportuno para volar con ella. El amor, muchas veces, es un motor ingenuo que hará caer a las personas más brillantes, mezclándolas así, paradójicamente, con desdichados desmerecedores de un papel en el guion de nuestros sentimientos. Ellos están allí para que aprendamos a discernir entre quienes deben acompañarnos y quiénes no. Es nuestra decisión.

Liniers: Piensa ella - Piensa él

Liniers: Piensa ella – Piensa él


Conclusión

Ante un posible conformismo o ceguera, es comprensible que podamos fallar. Lo que no sería sano es que insistamos en el mismo método de ‘dolor’. Debemos cuidar de la fragilidad de un corazón dispuesto a la entrega, evitando poner más sentimiento del que nos corresponde. No habrá mayor culpable que cada uno de nosotros, por haberle entregado un arma a una persona que no sabía qué hacer con ella: Crimen y Castigo… Y debo reconocer que en mi propia historia he pecado creyendo muchas veces que ♫ Nada nos detendrá, así será. Amén.

Acerca de PaoloCesare

Calmo, analítico, consejero, buen compañero, gran amigo (eso dicen, no les crean). Me atrevo a escribir para compartir y aprender con Uds.
Esta entrada fue publicada en Personas y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a Frágil

  1. Ro dijo:

    Lo primero que llamó mi atención de tu escrito, fue la imagen con un fragmento del libro “Mujeres de ojos grandes” de Ángeles Mastretta. Sin embargo, ¡me cautivó lo que leí a continuación! Me sentí identificada. Porque entregar más sentimiento del que debes puede lastimar un frágil corazón. Y sí, he pecado con esa ceguera…

    • PaoloCesare dijo:

      Gracoas Ro por tus palabras. Ese fragmento pertenece a uno de los libros favoritos de una amiga muy cercana, fue por ello que me tome la libertad de tomarlo prestado. Me alegro de que mis palabras hayan servido para que te identifiques y entiendas un poquito esa ceguera que muchos pasamos. Lo importante es que somos también capaces de elegir cuando nos quitamos la venda de los ojos. Un abrazo.

  2. estibabalia dijo:

    Es precioso , me ha encantando

  3. Cuando la inteligencia emocional parece no estar adiestrada……muy cierta esa frase tuya. Sabes descuartizar las situaciones emocionales, siempre me sorprendes con las palabras absolutamente exactas. Por lo tanto la mayoria de los comentarios contienen la frase…·” Me siento totalmente identificada…” Precisamente ..identificadA..eres un experto en el mundo emocional de las mujeres…jajajajaj. ¿ O los hombres no tienen tanta sensibilidad? ¡ Pero tu ..no…!.Eres muy sensible, emocional y muy sábio.Un abrazo. Espero con la inquetud tu próxima entrada.

    • PaoloCesare dijo:

      Es inevitable sonrojarme al leer tu comentario (y al releerlo y así). No estoy seguro de si logre ser un experto, pero al menos sí intento siempre ponerme en el lugar ajeno, para entender, para entenderme y para aprender. Gracias por seguirme y hacerme sentir que voy por buen camino. Un fuerte abrazo desde Lima, y que sigan los retos 😉

  4. Oye Genial!!!y desde ese entonces a este cuanto traes aun en tu alma Paolo…que ha cambiado y que ha permanecido amigo?…porque si algo ha permanecido sobrepasando el tiempo, debe ser algo realmente verdadero e intenso…Un abrazote!

    • PaoloCesare dijo:

      Bueno, de aquel entonces hasta ahora, creo que no puedo evitar ser un poco tonto cuando llega una ilusión, solo que ahora no piso el acelerador de manera temeraria, sino que voy limitando la entrega según la reciprocidad 🙂 Difícil y enredado, pero saludable 🙂 Un abrazote.

      • Bueno te hayo la razón…pero me gusta más el sentido de degustar lentamente el amor, mas cuando es algo intenso y lleno de vida, como si quisieras lentamente y día a día disfrutar desde el detalle más pequeño y grande a la vez! Es como cuando comes algo realmente exquisito y muy difícil de conseguir, quisieras lentamente disfrutarlo pero con ese sentimiento de que se acabará tremendo placer…como si no quisieras que jamás se acabara…pero en el amor somos afortunados cuando hemos aprendido a amar en la mente y el cuerpo, cuando lo hacemos como lo hace el alma para que este placer pueda mantenerse de por vida…Un abrazoteeeee mi Paolo!!! Gracias!!!

      • PaoloCesare dijo:

        Me pregunto si ese efecto de ‘slow motion’ se aplicaría en estas cosas del amor. Es decir, sí, disfrutar el enamoramiento por ser esa etapa primera de ilusión, pero también debes dejar que esa etapa vuelva y vuelva con el tiempo, en el matrimonio, en la vejez, con los niños y los nietos. Vivir a 100Kmph hará que uno se desgaste, pero también hará que inevitablemente vuelvas a empezar ese circuito de ilusión… ¿Cuál será el modo?

      • Sabes amigo mío, creo que si dos personas afortunadas además de amarse en verdad son personas que les gusta cuidar, mantener, reinventar, luchar por hacer las cosas bien, no darse por vencidos, crear o recrear, personas que en verdad quieran un amor para siempre, lucharan con todas las cosas que la vida les de, e incluso con la que la vida no les de…usando la creatividad y la pasión por hacer del amor algo vivido de mil formas siempre con el objetivo de que sea un gran amor de por vida…sabes esto es realmente para atrevidos!! Y tu Paolo siento que tienes todo el potencial para hacer milagros, para amar así… lento y fugas, un amor con todos los matices y formas que puedan existir!! Otro abrazooo!!!

      • PaoloCesare dijo:

        Gracias por la calidez de siempre 🙂 solo espero que pueda ser cierto, o al menos que pueda descubrirlo y no solo suponerlo 🙂 Un abrazote!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s