Indeleble

Cuando se siente el final inminente,
vence el temor por el olvido y el dolor.
Sin creer que el verdadero amor
se escribe siempre con tinta indeleble.
Julio Cortázar - Rayuela - Cada vez iré sintiendo menos y recordando más, pero qué es el recuerdo sino el idioma de los sentimientos

Julio Cortázar – Rayuela – Cada vez iré sintiendo menos y recordando más, pero qué es el recuerdo sino el idioma de los sentimientos

La despedida era cuestión de minutos. Un emoticón, cero sonrisas. Lágrimas que se asomaban, música que auguraba un largo tiempo de soledad y aprendizaje. Sentíamos absolutamente lo mismo: impotencia. -¿Dónde quedó ese amor?- Parecía ser la pregunta más difícil en nuestros exámenes de conciencia. Nos costaba separarnos aunque sabíamos que tocaba hacerlo. “Nunca te olvidaré”, fueron sus últimas palabras, no le creí y hasta hoy puedo dudar, pues la vida se encarga de tumbar nuestros ‘Yo nunca…’. Sí, lo acepto y lo siento, fui muy duro. El dolor y los miedos nos hacen así. Es difícil cuando sentimos que ya nadie nos entiende.

Una de esas paradojas de la vida es que al terminar una relación pases a tomar un lugar tan importante como el que tenías durante la relación. El ser indeleble: la mejor venganza para los golpes. Y es que si hiciste las cosas bien, siendo ese primer amor, ese ser mágico y dispuesto a todo, o simplemente ese sujeto apasionado que caló tanto por aquellas travesuras inigualables; entonces puedes olvidarte de aquellos golpes en las postrimerías de dicha relación. Sí, que poco humilde puede sonar sentirse inolvidable, pero dentro de cada uno de nosotros podemos recordar a alguien que, por más daño que pudo habernos hecho en su momento, también nos marcó de manera positiva, enseñándonos nuestros caminos en el amor. Recordamos, entonces, con alegría, aquellos juegos, esas bromas, el romance, las citas perfectas y las no perfectas. Con cada experiencia aprendemos lo que queremos y no queremos de una pareja, en función a cómo somos.

Al principio no lo entenderemos, luego hasta bailaremos por ello. Solos o acompañados, habremos superado una gran prueba y tocará prepararse para la que sigue. Porque hasta el fin de un amor debe de ser provechoso para nosotros. Reciclarnos para reconstruirnos y luego darnos otra vez, entregarlo todo. Así somos pues, confiados. El círculo de las relaciones y la misma curiosidad por descubrirnos complementados. Todas esas lecciones quedarán como una herramienta, un grato recuerdo a la espera del ‘improvement’ necesario. El mercado sentimental tiene las puertas abiertas. Y si llegase la sensación del déjà vu, no te preocupes, se largará con prisa pues ninguna historia se repite si es que no aprendimos la lección previamente. Cero complejos, por favor.

Liniers: Un esfuerzo más y se zafa de sus complejos... Ya, casi...

Liniers: Un esfuerzo más y se zafa de sus complejos… Ya, casi…

Conclusión:

Aunque suene increíble, la nostalgia no siempre es triste. Esa añoranza por el pasado es simplemente un tributo a lo bonito admitiendo que hay algo nuevo, incluso, mejor. Un beso, una escapada. Una oportunidad para decir en veinte años: “aún recuerdo aquella vez que…”. Tal vez suene egocéntrico el querer atrapar esa categoría para nosotros en otras personas, pero todos estamos marcados por esos paradigmas de un amor. Entonces, habrá que admitir –en su momento- que pasarán más de mil años, muchos más. Yo no sé si tengo, amor, la eternidad. Pero allá, tal como aquí, en la boca llevarás sabor a mí

Acerca de PaoloCesare

Calmo, analítico, consejero, buen compañero, gran amigo (eso dicen, no les crean). Me atrevo a escribir para compartir y aprender con Uds.
Esta entrada fue publicada en Personas y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Indeleble

  1. Pingback: Indeleble | Y QUE LIMPIE OTRA

  2. Adry dijo:

    que bonito,gracias 🙂 ahora voy a ver esas palabras subrayadas y escuchar y. ver el video

  3. Adry dijo:

    je no eran vinculos jaja bueno a disfrutar del video

  4. Pingback: Voilà c’est fini | Nadie Nos Entiende

  5. mariann dijo:

    jjajajajaja que reconfortante saber que existen personas como tú, de casualidad entre a tu blog. Espero que sigas pensando así, ánimos!! y gracias por esas palabras que aunque las digo yo es bueno escucharlas de otro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s