Gris

Cansado de las mismas noticias, la doble moral, la hipocresía,
las injusticias, la impotencia propia y ajena, la responsabilidad compartida.
Harto de las cuotas que cumplir, de todo eso que nos imponen desde arriba,
de lo que ya se hace por rutina, la monotonía de lo que no cala,
la sonrisa que no es rebelde y la libertad que no tiene alas.
Chavela Vargas – "Lo supe siempre. No hay nadie que aguante la libertad ajena; a nadie le gusta vivir con una persona libre. Si eres libre, ese es el precio que tienes que pagar: la soledad."

Chavela Vargas – “Lo supe siempre. No hay nadie que aguante la libertad ajena; a nadie le gusta vivir con una persona libre. Si eres libre, ese es el precio que tienes que pagar: la soledad.”

¿Cuántas veces nos preguntamos si estamos en el lugar correcto? Si todo lo que nos rodea es todo lo que necesitamos para salir adelante o si debemos buscar, con esfuerzo y constancia, salir de allí para estar en el lugar adecuado. Los problemas siempre existirán como retos que debemos vencer. Muchas veces no los pedimos; otras, nos los buscamos; y, algunos de ellos simplemente los heredamos. Para más ‘INRI’, algunas veces tenemos que enfrentar lo que nos afecta en soledad, ya sea por la lejanía de aquellos que nos quieren o por orgullo, esa maldita palabra que muchas veces nos impide crecer al ritmo de lo que hoy en día se nos exige.

Recuerdo que cuando era chico podía disfrutar de una ciudad que se comportaba como un pueblo, una ciudad que hoy siento ya no es más la mía. Teníamos cierto retraso con respecto al mundo por causas de la pobreza y la violencia, las cuales, lejos de haber sido derrotadas, solo han sido asimiladas y convertidas en noticia cotidiana. Aunque existieron los optimistas, los que la lucharon aquí y afuera, con esa creatividad que hasta ahora me sorprende. Y me pregunto: cuántos habrán sentido la necesidad de querer salir de sus lugares de origen solo por sentir que nadie les entiende, que no reciben todo lo que merecen en función de su esfuerzo o, simplemente, no parece que exista un espacio que pueda ofrecerles esa libertad para la que parecen estar hechos. Tener que callar, tener que cuidarse de la envidia, tener que seguir a las masas, tener que humillar.

Y en ese camino poco alentador, la compañía se convierte en un requisito de supervivencia. Están los que hacen todo para uno mismo, tal vez los más exitosos; pero también están los que piensan en los demás, como las madres que sacan adelante a sus hijos. Cualquiera sea el bando, vamos más concentrados en nuestros líos que no distinguimos quién va al lado, personas que incluso pueden ser como nosotros mismos, con ideales parecidos y con personalidades que complementen nuestras falencias, haciéndonos caminar mejor. Sin embargo, como de costumbre, solo son los valientes los que se arriesgaron a ver las oportunidades en donde no parece existir esperanza.

Liniers: -¿Dónde voy a encontrar al hombre de mi vida? -¿Dónde voy a encontrarla a ella… la mujer de mi vid…? -¿Dónde? -¿Dónde?

Liniers: -¿Dónde voy a encontrar al hombre de mi vida? -¿Dónde voy a encontrarla a ella… la mujer de mi vid…? -¿Dónde? -¿Dónde?

Conclusión

Es difícil reconocer en dónde estamos cuando nos rodea la enfermedad de una sociedad egoísta y sesgada. Los contrastes entre lo que somos y lo que esperábamos ser nos obligan a pensar y replantear si estamos en el lugar correcto. Y muchas veces nos atreveremos a salir, a respirar o, incluso, a empezar de cero; pero otras, solo nos quedamos en nuestro rincón reconociendo que es muy duro estar solo sentado aquí al lado del teléfono, esperando que mis recuerdos salgan y vuelvan a suceder…

Acerca de PaoloCesare

Calmo, analítico, consejero, buen compañero, gran amigo (eso dicen, no les crean). Me atrevo a escribir para compartir y aprender con Uds.
Esta entrada fue publicada en Personas y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Gris

  1. No le falta razón a Chabela Vargas, es muy difícil vivir con alguien libre…, saludos.

  2. La libertad no es sinónimo de falta de valor que le damos a algo o a alguien para ser desprendidos, la libertad es amar tanto algo que lo vives en el ahora, como si tuvieras que dejarlo ir despues, bien sea que siga o que no, es entregarte totalmente sin importar más…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s