VIP

Yo nunca pedí que me des importancia
ni tampoco busqué toda esta demencia.
Solo agradezco esta bendita coincidencia
y todo tu cariño entregado con constancia.
HJ-story.com - El amor es que tú importes más que el mundo para mí

HJ-story.com – El amor es que tú importes más que el mundo para mí

Existen personas que nos brindan su apoyo, nos hacen sentir seguros, nos enseñan diferentes lecciones, desde las académicas hasta las morales, incluso con solo andar a su lado. Personas que pese a las diferencias que podamos tener con ellas, nos permiten hablar libremente, respetando nuestros espacios, tiempos, silencios e incluso nuestra forma de expresar. Existen sí, son reales, en un mundo en el que nadie nos entiende. Y suelen llegar cuando bajamos la guardia, en el momento menos esperado y con una fuerza de atracción que nos hace dejar de lado miedos y dudas del pasado, para pasar a abrirnos y ser nosotros mismos, con ellos y con los demás. Siendo esa habilidad otorgada por nuestra propia imaginación la que, en un proceso de selectividad inherente a nosotros, nos deja frente a frente con la posibilidad de encontrar a aquella persona que ‘mejor nos entiende’. Cuando eso ocurre, un nuevo misterio llega a nosotros: ¿hasta dónde seremos capaces de llegar por una persona?

Ese círculo especial, reducido y exigido, remunerado con el mismo cariño y dedicación (en el mejor de los casos), queda conformado por aquellas personas que lograron, de alguna manera, descifrar nuestra forma de ser y decidieron acoplarse, de cerca o de lejos, sin interferir directamente. En particular, este conjunto ‘VIP’ comparte nuestros sentimientos cuando algo nos aflige o cuando algo nos alegra, quizás no con la empatía que esperamos, pero sí con el suficiente respeto o admiración como para hacerse sentir. Pero, siendo más específico, existe quien luego ingresa camuflada con la misma consigna y revoluciona el hecho de sentirse acompañado, llevándolo a un nivel en el que todo lo que conocemos no es suficiente, cambiando los paradigmas de la amistad y del amor, esas trabas que, cuando se superan, no se pueden revertir. Como las aves que aprendieron a volar, nos dieron alas y partimos en viaje.

Tal vez ya habíamos perdido la esperanza, el escenario vivido nos había condenado a una monótona soledad basada en la inacción de nosotros mismos para salir de ella. Pudo bastar una sola decisión, una extraña coincidencia, un simple pestañeo. Cualquier punto de inflexión fue en realidad cualquier momento en el que dijimos “Porque yo lo valgo”; con una actitud que se podría confundir con arrogancia. Todo ello como resultado de la búsqueda y el encuentro de nosotros mismos: un trabajo interminable que se alivia en carga cuando –espontáneamente- aparece esa persona que resolvió con una sonrisa y sin mayores cuestionamientos ni expectativas al principio. Tal vez no sea la primera, ni la definitiva, pero qué bien que nos hace que sea la de ahora.

Ernesto Sábato - El Túnel - "... y aunque no me hago muchas ilusiones acerca de la humanidad en general, (...) me anima la débil esperanza de que alguna persona llegue a entenderme. Aunque sea una sola persona."

Ernesto Sábato – El Túnel – “… y aunque no me hago muchas ilusiones acerca de la humanidad en general, (…) me anima la débil esperanza de que alguna persona llegue a entenderme. Aunque sea una sola persona.”

Conclusión

No hay mayor destino que ese que nosotros decidimos, sin embargo, no podemos decidir sobre la acción de los demás y sus efectos en nosotros durante las distintas etapas de nuestras vidas. No es fácil abrirse a una persona, ya sea por desconfianza o temor a salir lastimados. Pero es bueno saber que alguien allí afuera se ha planteado seriamente estar con nosotros sin si quiera estar. Y es justamente lo que inconscientemente haremos como reflejo para luego actuar como dos relojes sincronizados por un simple contacto, reconociéndose en complicidad, diciendo somos tal para cual, encontraremos la manera de hacer lo que hicimos… déjame ser el único que brille a tu lado y escapemos…

Acerca de PaoloCesare

Calmo, analítico, consejero, buen compañero, gran amigo (eso dicen, no les crean). Me atrevo a escribir para compartir y aprender con Uds.
Esta entrada fue publicada en Personas y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a VIP

  1. Félix dijo:

    …Pues no sabes como te entiendo… Un abrazo

  2. Me encantó la comparación de los relojes sincronizados al final, muy cierta. Saludos!

  3. Tejetintas dijo:

    Qué bonitas palabras, son muy esperanzadoras y tienen mucha razón. Nada más que añadir 🙂

  4. ME ENCANTO ESTE RELACTO DE NADIE NOS ENTIENDE AMIGO

  5. Anónimo dijo:

    Hola, debes saber que hay alguien que saca extractos de tu blog (prácticamente enteros) y los pone en su estado de facebook; no hace referencia a donde lo saca y cuando sus contactos le dicen que escribe muy bien dice “bueno, momento de inspiración”; y cuando le he dicho que debe decir que no es suyo, sino de otra persona, me dice que no tiene obligación; este tipo de actitudes no lo soporto; el personaje en cuestión es https://www.facebook.com/eva.st1?fref=nf

    • PaoloCesare dijo:

      Hola, gracias por el aviso. Entiendo el tema de derechos de autor y agradezco tu preocupación. No reportaré el tema, no estoy lucrando con mis sentimientos ni escritos, pero sí aprovecharé para poner la cita en la página de facebook “Nadie Nos entiende”, como una anécdota. Espero que sigas visitando mi blog. Un fuerte abrazo desde Lima. Pablo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s