Bájale

Era la misma persona, eran los mismos ojos
Era su voz, eran sus gestos, su aliento
Era esa energía, su sinceridad, su firmeza…
Y los mismo miedos, una vez más… era el caos.

Sinembargoteamo.tumblr.com – Ya, nos hicimos daño, ¿me puedo ir?

Sinembargoteamo.tumblr.com – Ya, nos hicimos daño, ¿me puedo ir?

En todas las relaciones existen momentos de incomprensión o incompatibilidad, diferencias que perturban nuestros estados de ánimo y que cuestionan nuestra tranquilidad, dejándonos la duda de si realmente esa persona que nos ataca, directa o indirectamente, logra entendernos. Suele ocurrir que el miedo y las tribulaciones del día a día obstruyen nuestra visión objetiva de las cosas, victimizándonos más de lo debido, haciéndonos sentir más malestar del que es originalmente generado. Y es que podríamos olvidarnos de la coherencia entre el emisor de aquellos malos entendidos y su participación real en nuestra vida: ¿acaso solo se dedica a amargarnos la vida? Por otro lado, también ocurre que no nos damos cuenta de que somos capaces de lastimar, y nos transformamos en monstruos cuyo aspecto no se condice con aquel discurso de amor y las promesas de protección y cariño. Como en un hechizo, no siempre seremos vistos de la misma manera… ¿Qué nos está ocurriendo? ¿Es esto sano?

Liniers – ¿Realmente estará ahí?

Liniers – ¿Realmente estará ahí?

Es cansino y agotador estar justificando lo que no nos corresponde, y perdonar se convierte de un acto noble a una rutina sin sentido cuando solo cargamos a cuestas los golpes de alguien que poco parece entendernos. Y cómo confiar, y cómo seguir creyendo en esa persona, si ya no podemos ver en ella esa fuente de paz y sabiduría, pues ha sido reemplazado por un ente nuevo, quizás desconocido, pero sobre todo, nocivo. Si empiezan a rondar esas preguntas cancerígenas sobre si estamos mejor solos que en compañía. Si el aporte se convierte en una cifra negativa, y no tenemos más remedio que poner trabas a un amor que de perfecto solo tuvo el pasado, y allí parece encerrarse, por miedo y por falta de coraje. Empieza la victoria del yo sobre el tú, vence dicho estado cuando nunca debió haber sido si quiera una competencia. Gana por falta de empatía, por suposiciones, prejuicios, limitaciones y excusas. Ganas tú, gano yo, pero perdimos el nosotros.

Sin embargo, hay batallas en las que conviene dejarse vencer porque ya sabemos anticipadamente que sus resultados representan una suma a largo plazo. Conocer a nuestra pareja implica entender que no todo lo que ante nuestros sentidos está bien, será justo para ella. Se necesita siempre ir más allá e invertir un poco de nosotros mismos para alcanzar esa empatía tan necesaria y tan olvidada hoy por hoy. Y cómo olvidar que nosotros tampoco somos perfectos y que también necesitamos del perdón. Es, en esta cadena eterna de redención, en la cual debemos aprender a elegir con quienes valdrá la pena intentarlo de nuevo y perdonar, así como también despedirnos de aquellas que inflexiblemente decidieron solo ver el lado malo de nuestra fragilidad, trillando nuestra sensibilidad y hasta culpándonos, cansándose de entendernos. Pues no todos nacieron para uno, no podemos forzarles. Amar es ser libres y elegir, siempre poder elegir.

Bob Marley – La verdad es que todo el mundo te va a lastimar: lo importante es encontrar las personas por las que vale la pena el sufrirlo.

Bob Marley – La verdad es que todo el mundo te va a lastimar: lo importante es encontrar las personas por las que vale la pena el sufrirlo.

Conclusión

La convivencia muchas veces nos hace olvidar que una relación de pareja implica escuchar constantemente al corazón del otro y no solo ir suponiendo. Nos olvidamos también de valorar dicho acto de magia que era andar sincronizados, dejando de lado el simple hecho de expresar lo importante que es y, sin detectarlo, empezamos a recibir cambios de estado inaceptables de quien decía amarnos dulcemente, incluso sin pronunciar dichas palabras. Nos quedamos con una persona inconstante, que fundamenta su desequilibrio en una condición anti-pulgas que arrasa no solo con el mal directo que podría ser nuestra sensibilidad, sino que también lleva nuestro cariño al cuestionamiento, dándose la transformación final. ¿Y cuándo nos quejaremos? ¿Qué palabras le harán entender que necesitamos volver? Que no sea tarde cuando para hacer nuestra demanda: no quiero soñar mil veces las mismas cosas ni contemplarlas sabiamente, quiero que me trates suavemente.

Acerca de PaoloCesare

Calmo, analítico, consejero, buen compañero, gran amigo (eso dicen, no les crean). Me atrevo a escribir para compartir y aprender con Uds.
Esta entrada fue publicada en Personas y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

13 respuestas a Bájale

  1. Es muy importante la comunicación en la pareja, conocer las necesidades del otro y de uno mismo. Y, sobretodo, querer persistir en la lucha, porque nunca se deja de hacerlo.

    Besos fuertes,

    https://confesionesydesvarios.wordpress.com

  2. “En mi caso, he reconocido (en ocasiones con mucha dificultad) que mi búsqueda de libertad pasaba inevitablemente por aprender a respetar la libertad del otro. Pero a respetarla de verdad. Su libertad de no querer abrirme las puertas. Su libertad de no desearme. Su libertad de desearme menos de lo que quisiera, o de forma menos total. Su libertad de irse. Su libertad de quedarse sin certezas de permanencia, sin condiciones, sin requerimientos de cambios. Su libertad de que otras cosas sean más importantes, o tengan más peso en momentos determinados. Su libertad, al fin y al cabo, de tomar sus propias decisiones.” Es el extracto de una entrada de Ava Maof…blog..” Ava y sexo”. Me parece es muy cierto y lleva algunas respuestas a las preguntas de tu entrada?

    • Libertad es confundida con lejanía…con división y falta del compartir con los demás, una cosa es que seamos libres, otra, es que esa persona quiera volar lejos de ti, el lío es queremos compartir vuelo… 😉

      • PaoloCesare dijo:

        En parte sí, Ava refiere a esa libertad de un sentimiento que no es la constante de una ecuación. Pero aquí mis preguntas las llevo al hecho de si realmente nos dejamos entender, si es cuestión de empatía. La libertad es necesaria, pero no será suficiente si las consecuencias son contrarias al crecimiento. Gracias por complementar la idea. Un abrazo!

  3. Me encantó!!! Creo que estas palabras llegan porque las necesitamos, muchas gracias Paolo, aunque hay escenarios en donde suponer es algo que necesariamente existe….muak…ahí es donde radica un poquito el problema, como dice una sabía frase, sufrimos más por lo que imaginamos que por lo que sucede en realidad, me.encanta lo hermoso que expone, esa parte donde en verdad demostraron sí aceptamos con defectos y virtudes a nuestra pareja y aportamosa su crecimiento…un abrazooteeee gigante, feliz día!!!

    • PaoloCesare dijo:

      Gracias por tu dulce comentario, con esa naturaleza que completa mis ideas. Sí, lo que más mata no siempre son los problemas en sí, sino las suposiciones tras estas conjeturas. Un gran abrazo, que tengas buena semana.

  4. Admiro como no te das por vencido… Definitivamente no dejo de admirarme!

    • PaoloCesare dijo:

      Debo confesar que cuesta, que veo a mi alrededor, veo lo que no tengo y me pregunto si hace falta más por caminar para llegar a ese, mi destino. Y entonces surge otra gran pregunta: ¿qué quiero? Estuve por Colombia, y antes por Argentina. Tal vez toque seguir viajando, norte o sur, conocer más lugares y más personas maravillosas, sé que eso es lo que quiero. Un abrazo y muchas gracias por creer en mí.

  5. Ava Maof dijo:

    Si tan sólo recordáramos que encontrar pareja es el inicio de un camino y no el fin…
    Un abrazo Pablo! Como siempre unas letras llenas de sensatez…

  6. Rosy dijo:

    Como anillo al dedo. Justo salgo de una relación así, yo creo que me daré el tiempo para amarme y comprenderme yo. Gracias por todas tus publicaciones ya eres de mis blogueros favoritos.

    • PaoloCesare dijo:

      Muchas gracias por el cariño en este comentario, me alientas a seguir aunque muchas veces cueste. El fin de una relación será siempre el retorno a la mejor relación de todas: La que trata de nosotros mismos. Gracias por hacerme de tus favoritos, espero tenerte pronto por aquí en comentarios, y también sugiriendo temas. Un abrazo desde Lima.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s