Hacerte sonreír

Y sin haberlo pedido, allí estábamos: dos niños otra vez,
como si las barreras de espacio y tiempo hubieran desaparecido,
dónde la única política de gobierno es y será hacerte sonreír.
Allí estábamos, dos locos que siguen creyendo en el amor.

Severi – No creo en las coincidencias

Severi – No creo en las coincidencias

A lo mejor no existen las casualidades, pero es así como ocurren las mejores cosas en la vida: sin planificarlo. Como si algo que no sabíamos que iba a escribirse, ya estaba escrito, y sólo nos toca actuarlo. ¿Predestinados? Tal vez no, al final tenemos siempre la opción a elegir, y allí está la diferencia con el destino. Toda la ilusión que representa la suma de empatía y la seguidilla de buenos momentos hacen creer que hay algo pendiente por hacer: curar las heridas, potencializar la alegría, revestir el corazón, soñar nuevamente. La confianza va desnudando heridas quizás no cerradas del todo, las que, lejos de amedrentar, hacen decidir irse al rescate de esa persona que nos sorprendió sin haberse dado cuenta. Bromas, juegos, charlas de horas y horas, y hasta el whatsapp se convierte en una válvula de escape cuando nadie más parece entendernos.

Liniers – Cuando te reís, el cerebro libera endorfinas que te producen una sensación de bienestar, y si las convencés… te ayudan a lavar los platos.

Liniers – Cuando te reís, el cerebro libera endorfinas que te producen una sensación de bienestar, y si las convencés… te ayudan a lavar los platos.

Y con esa creatividad tan nerd se nos ocurren bromas y gracias sofisticadas, en un idioma peculiar de dos infantes que crecieron sin darse cuenta. La elegancia de una charla ‘freak’ entre nosotros será digna de algún monólogo para ‘Comedy Central’. Si nuestras vidas se basan en historias de Televisa y Telemundo, respectivamente, entonces habrá que matar a los guionistas para alargar esos momentos de “endorfinas al poder”. Desinfectar el entorno para que estés libre de acoso y pesar. Sí, habrá que aceptar, nadie va a entendernos, y qué más da, mientras no seamos #UnaRazaDistinta. No hará falta envíos express por FEDEX si a la distancia logras entender que el amor no es algo que tengas que mendigar, sino que es toda esa lucha de quien ama entregándolo todo, empezando por sí misma. Las sesiones de risoterapia son la clave, junto con el juego tan curioso de decirnos siempre la verdad. ¿Habrás sonreído? #VamosPorMás

Después de todo, llega un discurso soberano y certero, como intento de reflejar y agradecer todo el cariño esparcido en el alma:

Me gustaría hacer algo por ti, algo real. Algo que pudieras guardar para crecer a la distancia. Como un espejo mágico que te haga sentir bien, cuya magia sea únicamente tu amor propio, ese amor que me gustaría alimentar. ¿Cuántas personas, como tú y cómo yo, tuvimos que decir «ya basta» para empezar a creer en nosotros mismos? ¿Cómo enseñarte a romper el hechizo que nos paraliza y nos impide ver nuestro brillo interior? Si tan solo pudieras salir de ti y ver como yo te veo, admirar toda esa lucha, toda esa entrega. Si tan solo creyeras lo que los que te quieren, te dicen y repiten, en lugar de mantenerte oculta, expectante de un milagro que no ocurrirá. Quisiera decirte que no serán necesarias más lágrimas excepto las que son de felicidad. Que te toca a ti soñar que puedes volar pues solo así podremos volvernos a ver. Finalmente, quisiera verte sonreír, que sonrías de corazón. A ese reto me comprometo yo.

Julio Cortázar – Rayuela – "Déjame entrar, déjame ver algún día como me ven tus ojos."

Julio Cortázar – Rayuela – “Déjame entrar, déjame ver algún día como me ven tus ojos.”

Conclusión

Vamos por la vida repartiendo todo el amor que sentimos, olvidándonos de alimentar el amor principal: el amor propio. No se trata de la lucha del ego por sobrevivir, se trata del balance perfecto de encontrar a quien nos pueda querer y nos haga creer en nosotros mismos. La libertad y el amor, la amistad y el respeto, son claves para un crecimiento personal. Está en nosotros decidir cuándo lo empezamos a construir. Y todo ello, salpicado de humor y creatividad, es como un coctel inolvidable lleno de sabores y sonrisas, imposible de creer que puede surgir de la nada… Sin embargo: ♫Qué casualidad fue encontrarte justo acá, yo tan puesto, vos tan apuesta…

Acerca de PaoloCesare

Calmo, analítico, consejero, buen compañero, gran amigo (eso dicen, no les crean). Me atrevo a escribir para compartir y aprender con Uds.
Esta entrada fue publicada en Personas y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Hacerte sonreír

  1. Espectacular, que bella entrada, habla mucho de ti, afortunada definitivamente esa persona que merece tu lucha de hacerle sonreír, eso es el amor, luchar si, pero encontrar los recursos necesarios para amar y amarnos al tiempo, ese punto de equilibrio es el perfecto, un abrazo inmenso, amo leerte! feliz Día!

  2. laacantha dijo:

    ¿Cómo enseñarte a romper el hechizo que nos paraliza y nos impide ver nuestro brillo interior? …LLegas siempre en el momento justo con las palabras acertadas. ¿ Como lo sabias que las necesito, precisamente hoy?

  3. Gran reflexión! Si no nos amamos a nosotros mismos, difícilmente podremos amar al resto del mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s