Miura

Es darse más de la cuenta hasta reinventarse, y volver a la entrega…
Para mí eso es amor

Mario Benedetti – Aprender que hay personas que te ofrecen las estrellas y otras que te llevan a ellas – Esa es la diferencia entre quien quiere y quien ama.

Mario Benedetti – Aprender que hay personas que te ofrecen las estrellas y otras que te llevan a ellas – Esa es la diferencia entre quien quiere y quien ama.

A medida que voy creciendo se me es más complicado hacer una breve descripción de mi persona, un resumen de mi vida a través de estos años de viajes y aventuras en soledad y compañía. Por otro lado, me es natural admitir que miro hacia atrás con cierta satisfacción, y hacia el futuro con un poco de desilusión; con una sinceridad implacable y desgarradora, que exige y demanda al presente puntos de quiebre, sin comprender exactamente en qué parte del mapa me encuentro. En esta sucesión de decisiones tomadas, he podido sentirme lleno de un orgullo que no se condice con la autocrítica, pero que saca la nobleza que tanto aplaudieron las personas que hoy no me acompañan. Un soñador que se mete en batallas ajenas desgastado por la indiferencia, el rechazo y el dolor. Tal vez, lo más difícil de resumir con el paso del tiempo es el amor vivido, esa transmisión de emociones y sentimientos ante la derrota, y la esperanza que aún queda en los corazones de aquellos que sueñan, incluso, a la distancia.

Liniers – Algún día voy a crecer y todo va a ser más complicado. Qué pocas ganas. – Tendrá su gracia.

Liniers – Algún día voy a crecer y todo va a ser más complicado. Qué pocas ganas. – Tendrá su gracia.

Lo que va quedando con los años no son solo las heridas, ni las lecciones. Quedan también las preguntas que no tendrán respuestas, las despedidas inconclusas, las tareas pendientes. Quedan los silencios que no creía merecer, los kilómetros que volvería a recorrer. Las cartas sin respuestas, el condicionamiento por los olores y por la música. Las bromas que solo dos entenderán, las fotografías borrosas de rostros familiares, los sellos en el pasaporte y las sonrisas a escondidas. Quedan los signos de expresión en el rostro de tantas emociones vividas, los sabores incomparables, las locuras naturales como tatuajes del alma. La teletransportación mágica en un abrazo imaginario, las llaves de tantas puertas que abrimos y el frío de los corazones que poco a poco nos las cerraron. Quedan en mí, cachivaches de reventa, motivaciones para escribir, y llorar, y la ilusión del recuerdo como una forma de inmortalizar lo que no será, sin renunciar a esa utópica historia de final feliz.

Anónimo – Nunca te arrepientas de dar todo por alguien. Aunque no lo valoren, el día de mañana tú olvidarás y volverás a darlo todo. Sin embargo, ese alguien te recordará cada vez que alguien le falle.

Anónimo – Nunca te arrepientas de dar todo por alguien. Aunque no lo valoren, el día de mañana tú olvidarás y volverás a darlo todo. Sin embargo, ese alguien te recordará cada vez que alguien le falle.

No sé si escribo más desde la nostalgia o desde el anhelo, desde el tener o en la carencia. No sé si me hace mejor la búsqueda o la espera, la esperanza en su drama de vencimiento o el final de una vez por todas, el final en la batalla, las postrimerías del amor. No sé si me acostumbré a amar lo complicado. A dejar de lado cualquier sueño propio por cumplir el ajeno. Acostumbrado a esa entrega con la que defino el amor. No sé si estará bien sentirse incompleto, motivado a derrumbar el castillo de naipes para volver a empezar uno más grande. Si en algún momento aparecerá en escena quien me calle con autoridad haciendo que culmine este espacio de tribulaciones, o si me regalará más recuerdos para alimentar esa esperanza que solo sabe hacerse más fuerte. No sé si escribo para ti, o para mí. Si estarás después de tanto tiempo a mi lado, para hacerme sentir que valió la pena. No sé lo que quiero, excepto que quiero quererte, aunque no lo sepas y no estés conmigo.

Conclusión

Lo único que se puede saber con certeza es el reconocernos en este viaje como marchantes de sentimientos, muchas veces devaluados y otros exageradamente maravillosos. Y vamos coleccionando, entre ilusiones y sinsabores, eso que nos va marcando la vida: el amor. Sin importar cuántas veces nos derrumbemos en el intento, terminaremos diciendo mientras tengamos aliento sin saber por qué: ♫Lo que yo quiero, muchacha de ojos tristes, es que mueras por mí…

Acerca de PaoloCesare

Calmo, analítico, consejero, buen compañero, gran amigo (eso dicen, no les crean). Me atrevo a escribir para compartir y aprender con Uds.
Esta entrada fue publicada en Descargas y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Miura

  1. Pablo hermoso como expresas, me.vi totalmente plasmada en tus letras,.sabes no todo mundo en este viaje es capaz de.descubrir y divisar ese hermoso panorama, el más hermoso quizás…el más ambiciónado lugar a donde queremos llegar, la mayoría de gente con su facilísimo no lo puede ver, pero los que hemos visto que existe, luchamos y sabemos que no es tan fácil llegar, estamos hablando de la ambición más grande del ser humano todo reunido en unas palabras amar y ser amado…por ser hoy en día algo extraordinario requiere demasiado de nosotros, a veces yo también siento que no puedo más y quisiera.quedarme es esos.sitios donde donde todo mundo se.conforma y se queda…pero no, no.soy de esos lugares…por mi sensibilidad y hasta mi mente, se que soy de ese lugar y que igual el camino a.ese.lugar.lo estoy disfrutando porque hasta eso he descubierto en mi caminar, se que llegaré pero se que debo buscar siempre la forma de ser y hacer más para poder llegar…no es fácil…como tus caminatas Pablo…lo bueno requiere esfuerzo, a veces nos esforzarmos de la forma equivocada, tal vez no funciona volar…tal vez.funciona más caminar lento pero tocando tierra…es algo que debemos descubrir, yo.siento que me he esforzado pero a veces no veo los resultados.que quiero así que estoy continuamente evaluando mi forma de hacer.las.cosas,.de amar a.todo.y a.todos…de vivir…un abrazoteeeee

  2. mamenblanco dijo:

    Reblogueó esto en solo reblogueo.

  3. El amor es pasión en la juventud y cariño al pasar los años, pero si es verdadero sigue siendo amor…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s