Seis horas

Si vas a eclipsar a la luna
Si vas a brillar más que el sol
Si vas a prestarme tus alas
Si vas a enterrar mis miedos
Avísame para ir contigo y soñar,
y a ciegas dejarme llevar

Mariani Sierra – ideas viajando – Por eso siempre he creído en el 'te quiero' que se dice sin más razones que dejarle saber al otro lo que tenemos dentro.

Mariani Sierra – ideas viajando – Por eso siempre he creído en el ‘te quiero’ que se dice sin más razones que dejarle saber al otro lo que tenemos dentro.

Teníamos todo lo que el amor nos pide, ante los ojos de los demás que no parecían comprender lo que ocurría entre nosotros. Voluntad de entrega, disposición, deseos de algo real y sincero. Ingredientes que dos solitarios conservaban en sus corazones. La curiosidad y la rutina en nuestras vidas hicieron que nos entreguemos como dos niños, sin importar nada alrededor ni lo que ocurriera mañana. Si esto hubiera ocurrido unos años atrás, ¿qué hubiera pasado con nosotros y con todas esas vivencias que en seis horas pudimos resumir? ¿Qué sería de tu sonrisa y de mi forma pertinaz de hacerte sonreír? En este breve lapso que llevamos reconociéndonos he aprendido a jugar contigo a que podemos ser felices siendo niños otra vez, a que somos libres y elegimos ser eternos así, sin dejar de soñar despiertos ni poder evitar tener los ojos bien abiertos para aprender el uno del otro, cuidándonos en un pacto tácito de nuestros propios monstruos. Y desde entonces no sabemos hacer otra cosa más que querernos así.

Liniers – A lo mejor no es tan difícil hacer esto por alguien.

Liniers – A lo mejor no es tan difícil hacer esto por alguien.

Quisiera ayudarte a reconstruir tus sueños para así poder verte feliz una vez más, aunque sea consciente de que no me corresponde a mí ser el autor de la alegría en tu vida. Quisiera también mostrarte la llama del cariño que siento por ti, y que sientas siempre su calidez, que sepas que no se va a apagar fácilmente. Que sepas que este sentimiento no le teme a la distancia ni a la soledad, sino que arde con más intensidad a medida que me vas mostrando tu fragilidad. Y si la ilusión de volver a vernos puede confundir las cosas entre tú y yo, la distancia y el tiempo se encargarán de hacernos dar cuenta que, siendo muy distintos, somos también muy parecidos. Tal vez es esa extraña combinación lo que nos hace estar muy juntos ahora: inseparables, inagotables. Aunque ninguno comprenda de que va todo esto. Si desde afuera lo simplifican, si nosotros por dentro lo complicamos. Ya nada importa. Quisiera que estemos así todo el tiempo, y que seas quien eres para mí, alegría y paz.

Una mañana te preguntarás: ¿Cómo fue capaz de haber transformado mí soledad? Entre las respuestas encontrarás que la clave es tener tu sonrisa como bandera, pues tenerte contenta es la consigna para poder liberarte de las sombras y el dolor. Quizás sin darnos cuenta, el ejercicio de tu corazón saltando entre bromas y juegos ha hecho que aprendieras a sentirte en libertad. Te preguntarás: ¿Cómo llegan dos personas a quererse de este modo? Y no habrá respuesta certera. A lo mejor es la terquedad sin límites, esa chispa que alborota a dos almas solitarias dejándolas frente a frente en un mundo para dos. La amistad empieza a depurar lo que el amor no pudo hacer sentir. Esto es el amor en modalidad de entrega, es la ilusión, la esperanza después de todo. Así ocurre en los corazones de los que aún creen, y sienten, y se entregan. Una mañana entenderás aquello que te decía de amar en libertad, y volarás.

Anónimo – "Hacerla reír era un trabajo fácil. Muchos lo consiguieron. Lo difícil era mantenerle la sonrisa, y ahí, era donde fallaba todos y cada uno de ellos..."

Anónimo – “Hacerla reír era un trabajo fácil. Muchos lo consiguieron. Lo difícil era mantenerle la sonrisa, y ahí, era donde fallaba todos y cada uno de ellos…”

Conclusión

Después del amor que te hizo desconfiar llega el amor, el que nace en uno mismo, el propio. Y cuando encuentras a personas que lo alimentan, con sinceridad y sin miedo a tropezar, entonces sientes ese complemento que antes no lograbas valorar. La complicidad con personas que se parecen a ti, que atesoran aún sus sueños como niños. Que no le temen a la entrega, al cariño explícito, al amor. Gracias a esos espíritus libres capaces de querer y de decir sin miedos: Soy verdugo de tu pena, el que siempre aquí te espera. Soy guardián de tu castillo, yo soy tu mejor amigo. Soy palabra simplemente, tu futuro y tu presente. Soy el sueño que tú sueñas… yo soy lo que soy por ti… lo que soy por ti…

Acerca de PaoloCesare

Calmo, analítico, consejero, buen compañero, gran amigo (eso dicen, no les crean). Me atrevo a escribir para compartir y aprender con Uds.
Esta entrada fue publicada en Personas y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Seis horas

  1. Que precioso Pablo, se que para la gran mayoría de personas ser amigo de alguien a quien amas o quieres de una forma mas entregada es algo casi imposible, pero he conocido y creo firmemente en que una verdadera amistad, es un compartir hermoso, es un dar y recibir…sonrisas, momentos muy agradables y buenos para el alma y el cuerpo, pero a veces nos vamos por el lado mas egoísta, y esto es un comportamiento muy natural y común entre todos nosotros los seres humanos, y es allí cuando lo momentos no son suficientes y siempre queremos mas, también ahí es cuando podemos romper nuestros propios esquemas en cuanto al comportamiento común y egoísta, y todo el amor o cariño que se tiene entrará a da valor hasta a las cosas mas pequeñas compartidas con esa persona y hará que nuestra vida se llene de todas esas cosas que en realidad son trascendentales….un abrazo inmenso! como siempre, amo leerte!

  2. ¡Qué bonito Pablo! Como dices, primero debemos amarnos a nosotros mismos, para conocernos, para saber qué queremos y cómo lo queremos. Es indispensable tener unos buenos cimientos para formar parte de la vida de otro y a la inversa. Hermosas palabras. Es bonito que alguien escriba cosas tan bellas pensando en ti.
    Saludos,
    https://confesionesydesvarios.wordpress.com/2016/05/02/uno-y-dos-a-la-vez/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s