Los dictadores del amor

¿Hasta cuándo viviremos del recuerdo?
¿Qué más tendremos que justificar?
Migajas de ilusión, de todo lo que nos hicieron creer.
Juegan con nuestra esperanza, los dictadores del amor.

Pablo Neruda – Usted es libre para hacer sus elecciones pero es prisionero de las consecuencias.

Pablo Neruda – Usted es libre para hacer sus elecciones pero es prisionero de las consecuencias.

Vamos muchas veces indiferentes a nuestro alrededor sin poder ver más allá de lo que nos están diciendo, sin cuestionarnos ni exigirnos un poco más de lo debido. Vamos hacia adelante, conformes con lo que tenemos, creyendo que todo está bien porque recibimos limosnas de lo que realmente necesitamos. Entregamos nuestros sueños a aquellos que representan una solución a nuestra poca autoestima o nuestra carencia de amor propio. Y negamos nuestras propias faltas a aquellos que nos llaman la atención para salvarnos de lo que significa nuestra propia indiferencia. ¿De qué sirve quedarse siempre en la zona de confort? ¿Para qué soñar si vamos a dejar que sean aquellos que dicen que buscan lo mejor para nosotros los que nos impongan nuestras creencias? No son más que verdaderos dictadores, impostores que nos han engañado en nombre de un amor que ya no es, cuya responsabilidad es compartida con nuestra propia desidia y falta de acción. El amor es libertad, la ilusión es esperanza, nadie más nos las debe arrebatar.

La indignación nos cae con un efecto paralizador cuando nos damos cuenta de que nada es como creíamos, y que estuvimos demasiado tiempo encerrados en una burbuja que nos matizaba y nos protegía de nuestro entorno. El sufrimiento y la desesperación estuvieron allí, camuflados con regalos y juegos que nos despistaban como a inocentes niños en la época antes del internet. Abrir los ojos nos cuesta, sobre todo, porque la realidad es tan nefasta que preferimos encubrirla, siendo indirectamente cómplices de aquellos que nos quisieron quitar nuestra libertad a elegir, a decir ‘ya basta’, a volar con nuestras propias alas. Y asentimos con esa cobardía tan humana, la mediocridad o conformismo por temor a algo peor. O, quizás huimos, dejando, injustamente por terceros, nuestros sueños en nuestro propio entorno, para ir a fabricarlos muy lejos de allí. Y no está mal empezar desde cero, mientras que nadie aplaste nuestro amor propio como se pisotean hoy en día los valores y los sueños. Valdrá la pena gritar desde donde sea: Nunca más.

Mariani Sierra Villanueva – Ideas Viajando – Quédate con quien puedas hablar del sabor del café y de cómo se inventó la ley de gravedad, con quien puedas hablar de lo complejo de una flor y la sencillez del amor; quédate con quien te sientas a gusto en tu piel.

Mariani Sierra Villanueva – Ideas Viajando – Quédate con quien puedas hablar del sabor del café y de cómo se inventó la ley de gravedad, con quien puedas hablar de lo complejo de una flor y la sencillez del amor; quédate con quien te sientas a gusto en tu piel.

Tenemos que volver a tener ganas de ser nosotros mismos, y todas aquellas cosas que de chicos creímos y que llegaron a silenciar. Tenemos que soñar con un mundo que no solo nos imponga resultados, haciendo las cosas que realmente nos hacen felices, donde la única exigencia llega a través de nuestra propia voluntad y no a través de cuadros estadísticos que nos ponen como un número más. Tenemos que darle las riendas de nuestro amor a la persona más importante de nuestras vidas: nosotros mismos. Y ya dejarnos de una vez por todas de darle la chance a quien no ha hecho nada más que desastres en nuestro estado emocional, argumentando indecisiones e inmadureces, que no justifican nada. Pongamos en nuestros corazones la esperanza y en nuestras mentes los objetivos para llegar a ello, de manera sana y alturada. El verdadero cambio, en el amor y en la vida, empieza cuando uno mismo está dispuesto a creerse capaz de lograrlo.

Liniers – Una mente fértil

Liniers – Una mente fértil

Conclusión

Cuando nos aferramos a aquellos que nos pintaron un mundo de maravillas pese a estar rodeados de tristeza y de una soledad desgarradora. Cuando sintamos que nos están cortando las alas y caemos en picada sin esperanzas ni fuerzas para poder evitarlo. Mira alrededor, mira cuantos más quieren salir adelante, date cuenta que nunca estarás solo, excepto si les haces caso a aquellos que jugaron de manera cruenta con tus ilusiones y sueños, en la mentira y el dolor, controladores de lo ajeno. Abramos los ojos con firmeza y reconozcamos a aquellos que fueron capaces de engañarnos una vez, y aprendamos a vivir defendiendo nuestras ilusiones. Nunca más aquella dictadura de jugadas predecibles: ♫la sonrisa más letal, el recuerdo más mordaz, la danza más fatal… la que escribe tu voz

PD: Hoy 5 de junio de 2016 se escribe un nuevo episodio en Perú: Aunque este no es un blog que hable de política, esta vez busco resaltar la importancia de saber decirle que no a aquellos asesinos de la ilusión, del amor.

Acerca de PaoloCesare

Calmo, analítico, consejero, buen compañero, gran amigo (eso dicen, no les crean). Me atrevo a escribir para compartir y aprender con Uds.
Esta entrada fue publicada en Personas y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a Los dictadores del amor

  1. Nada que comentar! excepto que me encantó!! 😉

  2. Yo pienso que cuando aprendes a convivir emocionalmente contigo mismo, das un paso muy grande para alcanzar la felicidad. Una felicidad que nunca debe estar condicionada por el afecto de terceros, pues no es necesario. Hay que saber gestionar nuestras emociones y escoger bien en quién depositamos nuestra confianza y cariño.
    Un abrazo.

  3. Gracias por tus escritos, desde España los sigo desde hace mucho tiempo y me encantan, tienes una perfecta forma de escribir: la que hace llegar al corazón. Un gran abrazo!

  4. Jagxs dijo:

    Excelente reflexión. Gracias por compartir.

  5. Poli Impelli dijo:

    Ufff… como siempre, Paolo. Amo leerte, resumes mi sentir y pensar. ¡Gracias por compartir tus palabras! 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s