Mario Bros

Aquellos momentos que no volverán
inocencia, sencillez, círculos pequeños
¿dónde quedaron esos sueños? ¿dónde estarán?
¿seremos capaces de volver a ser los dueños de nuestras vidas?

Liniers – Todos los días eran una aventura. ¿Qué pasó?

Liniers – Todos los días eran una aventura. ¿Qué pasó?

Hoy, al pasar por aquella habitación en la cual mi niñez se definía entre ecuaciones, la Nintendo y una pelota de jebe, sentí esa añoranza que pocas veces ha sido calmada, la de olvidarme de todas las responsabilidades del mundo de los grandes. Como cuando jugaba a ser niño con los chicos del voluntariado o cuando soñaba despierto a que formaba parte de una familia propia, en la ilusión de esos amores que dicen que no se acaban. Sin embargo, tanto en dicho lugar físico, como en mí, qué poco queda de aquello. Ver que en donde había juegos y sonrisas solo quede silencio y recuerdos monocromos me hizo entrar en un estado de sorpresa. Entonces, me dieron ganas de poner pausa, como lo hacía en aquel juego de Mario Bros cuando, junto con mi hermano, teníamos que despegarnos por un rato del mando para ir a comer. Y así fue.

Y, viste como es – Los que ya no juegan quieren que te de culpa jugar.

Y, viste como es – Los que ya no juegan quieren que te de culpa jugar.

Una pausa que me permitiría ver lo necesario que es volver a la inocencia, desconectándome, aunque sea unos minutos al día, de la carga laboral, las metas por cumplir, los números que se tienen que ‘lograr’ para ser ‘representativo’, entre otros. La felicidad de la segunda oportunidad para uno mismo, de reencontrarse con lo sencillo, camuflado en dibujos y juegos que los niños de hoy no comprenderán. Fui afortunado al tener una niñez con inocencia que no quisiera volver a alejarme de ella, y soy afortunado de ser capaz de sentirla otra vez, estando en soledad con el corazón abierto, haciendo que regresen los buenos sentimientos como energía curadora que contagia y motiva para volver a surgir. Es tan poderosa la inocencia, la sonrisa sincera, los recuerdos sin malicia, y demás, que nos permiten crecer a pesar del tiempo. Esta pausa se convertiría en una nostalgia curadora.

La imaginación nos solía dar alas, alas que siempre están en nosotros pero que las ocultamos a medida que crecemos por vergüenza o por temor a ser distintos. ¿Qué tiene de malo seguir creando un propio mundo para volar? En algún momento de nuestras vidas, nos alejamos de eso que tanto bien nos hacía, aunque felizmente esto no les pase a todos: cocinar, dibujar, pintar, escribir, hacer manualidades, jugar, etc. Si el talento lo tenemos, ¿para qué ocultarlo? Vamos a descubrir de lo que somos capaces ahora, ya que conocemos también el significado de la libertad. ¿Alguna vez soñaste que volabas? Entonces eres capaz.

Severi – Todos tenemos talento para sentir

Severi – Todos tenemos talento para sentir

Conclusión

Con el pasar del tiempo, nos damos cuenta de que nuestro presente no es congruente con lo que soñábamos en el pasado, ni parece ser suficiente para alcanzarlo en un futuro no muy distante. Sin embargo, esta distancia no tiene nada que ver con nuestra capacidad sino, quizás, con la motivación u orientación de donde estamos y lo que realmente buscamos. Hace poco descubrí la importancia de tomarse un momento al día para respirar, para conectarse consigo mismo y ver qué estamos haciendo para nosotros mismos. Es la reflexión sin tanto detalle la que hace descubrir más de uno mismo. Para mí, es el regreso a la inocencia…

Acerca de PaoloCesare

Calmo, analítico, consejero, buen compañero, gran amigo (eso dicen, no les crean). Me atrevo a escribir para compartir y aprender con Uds.
Esta entrada fue publicada en Descargas y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Mario Bros

  1. nellymaga dijo:

    Pablo, entre la esencia de tus inspiradoras letras y esa bella música que nos regalas, creaste en mí el momento perfecto para la interiorización, donde encontré a ese pequeño ser que solía estar lleno de esperanza por la vida, mucha diversión, pero también con una carga tremenda de miedos; es por eso que hoy le pude decir, lo hiciste bien, ya los monstruos se han ido, no están más ahí, todo va a estar bien porque yo te amo. Gracias Pablo por propiciar este viaje de reflexión que me ha llenado de una inmensa paz.

    • PaoloCesare dijo:

      Hola Nelly, muchas gracias por tus palabras. Me alegro haber propiciado tu reflexión, y espero que puedas contagiar esa paz 🙂 Y que guardes siempre un poquito de ella en ti. Espero te sientas mejor y vuelve cuando gustes por acá. Saludos
      Pablo.

  2. nellymaga dijo:

    Hola Pablo, agradezco a Dios y a las coincidencias de la vida por encontrar personas, que como tú, hacen de este mundo un lugar más bello. Saludos desde Monterrey, México.

  3. Maco dijo:

    Te dejo este aviso sobre el concurso de relatos cortos. Un saludo🙂 https://ensimismadaestoy.wordpress.com/2016/09/27/aviso-y-explicacion/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s