Globos

Tú me hacías volar aún sin conocerme.
La simple idea de presentir el amor que estaba por sentir
era todo lo que necesitaba para sonreír.
Y tú, apareciste así, para contemplarme con fervor.

William Shakespeare – Romeo y Julieta – Cuando te vi, me enamoré. Y tú, sonreíste porque lo sabías.

William Shakespeare – Romeo y Julieta – Cuando te vi, me enamoré. Y tú, sonreíste porque lo sabías.

Frente a todos sus tropiezos y errores, frente a cada golpe que le daban por aventurarse ciegamente. Frente al abandono, al rechazo, a los miedos, al rencor. A todos aquellos que le dijeron que debía ser egoísta y dejar de dar a los demás. A quienes le dijeron: “esto es por tu bien” y no vieron el daño que le hicieron, confiando que, como todos, sabría cómo ponerse de pie. Frente a la desilusión y a la soledad, a las pruebas que dicen que un Dios te pone para que demuestres de qué estás hecho, y frente a toda su capacidad. Frente al desgaste, a las lágrimas, a la sociedad esquiva, al canibalismo moderno. Frente a todo eso, allí estaba, tratando de congeniar, como si para ser feliz tuviese que ser uno más, como si la paridad tan esperada estuviera en lo indiferente. Una vez más, su globo lleno de esperanza e ilusión, convertido en un recuerdo vacío tras el estallido. ¿Cómo no sentir dolor, o, al menos, decepción? ¿Y, si estuviese en el lugar equivocado?

Tocaba ser el tenaz guerrero, una vez más. Aquel que soñaba sin tener claro exactamente el camino. Tocaba seguir contra la corriente, tomando las distancias de quienes afiladamente le herían incluso sin querer. Luchar por una utopía que podía existir, o al menos eso quiso creer. Allí donde la calidez y la coherencia se intersecten, en el punto medio de su potencial y su fe. Sin importar cuántas veces más tocaría ver como los demás elegían su destino en lugar de él, sin importar la impotencia de un final sin principios. Frente a todos ellos, allí, se puso de pie, y así pudo dejarse ver. Esta vez, para no dejar de ser visto.

Frida Kahlo – Me encantan tus ojos. Esos que todavía no me han visto…

Frida Kahlo – Me encantan tus ojos. Esos que todavía no me han visto…

La vida está llena de intercambios, aunque no siempre sean equivalentes o justos. Vamos coleccionando personas, recuerdos, olores y sensaciones. Amores y enfados, golpes y sonrisas. Huellas y esperanza, sensaciones de paz y de duda, ansiedad y reflexión. Aprendemos a luchar por lo que queremos y también a dejar ir. Y todo ello por alguna razón que nadie nos sabe explicar, y que, si nos lleva a alguna parte, solo nos queda creer que será por algo mucho mejor. Todo este asunto de vivir te lleva a tener una actitud positiva, y renovar la fe sin importar el dolor. La gente valiente es así, y así se dejan ver, aunque cueste. A veces toca apagar las luces para encontrarles, como si fueran estrellas. Solo de esa manera aparecerá quien realmente siempre estuvo al frente, y no pudimos ver por estar ocupados. Así volver a llenar ese globo de amor, de ilusión y de entrega.

Liniers – Mi país es adentro de tu abrazo. ¡Que viva la Patria!

Liniers – Mi país es adentro de tu abrazo. ¡Que viva la Patria!

Su lugar no era una isla paradisiaca ni un país frío con alto índice de desarrollo, tampoco el master degree ni la gerencia general de una transnacional. Su lugar era allí, luchando, soñando, llenándose el corazón de ilusión por todas esas pequeñas cosas que lo conducían al amor desde el sencillo caminar mirando al cielo. Contradiciendo a quienes le dijeron que así no era vivir, incluso, cuando la depresión venía para sembrarle pavor. Encontró la paz en un abrazo, en la calidez de quien cumplió su palabra sin mayor complicación que abrir los ojos y mirarle tal como era, como si así fuera suficiente. Su felicidad era la sintonía, y desde entonces pediría no perderla: Yo sí creo en el amor y sé que tú también. Creo en algún tipo de senda por la que podamos andar tú y yo. Así que mantener las velas encendidas y que alumbren su camino y siempre vuelva a mis brazos…

Acerca de PaoloCesare

Calmo, analítico, consejero, buen compañero, gran amigo (eso dicen, no les crean). Me atrevo a escribir para compartir y aprender con Uds.
Esta entrada fue publicada en Descargas y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Globos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s