Encore

De las decepciones, las heridas por no ser correspondido
y el silencio desgarrador de una vida apasionada sin eco alguno.
Lágrimas de impotencia, por un destino marcado por la ironía,
en la vida de quien –una vez más– lo ha dado todo en vano…

Liniers – A veces siento que llevo el peso de todo el mundo sobre mis hombros. Que haga lo que haga el futuro se presenta gris, confuso… desenfocado, oscuro.

Liniers – A veces siento que llevo el peso de todo el mundo sobre mis hombros. Que haga lo que haga el futuro se presenta gris, confuso… desenfocado, oscuro.

No creo que exista la persona perfecta, pero sí en que uno debe apuntar a sentirse mejor tal y como es, reconociéndose imperfecto, sin penas ni arrepentimientos. No creo en un cielo para los mártires, ni en el infierno para quienes lastiman a sabiendas, o incluso, sin querer; pues todo lo que hacemos nos ofrece un camino y estamos obligados a caminar por donde nos lleven nuestras decisiones. No creo, tampoco, que exista alguna persona que no pueda lastimarnos, porque cuando vivimos en entrega, duele más el golpe de quien se ausenta o, simplemente, se equivoca con nosotros y nos juzga erradamente. Lo que sí creo es en que vale la pena brindar una nueva oportunidad, única, llena de esperanza. Una chance que llene de sentido al nuevo día, aunque a veces parezca esta vida un desierto que nos envuelve en temores e indecisiones. Aparece así esa soledad que siendo nuestra aliada, parece ser tantas veces nuestra enemiga.

Severi – ¿Qué hay de plato principal? –Expectativas –¿Y de postre? –Desilusión

Severi – ¿Qué hay de plato principal? –Expectativas –¿Y de postre? –Desilusión

¿Te olvidaste como fue aprender a caminar? ¿Cuántas veces tocó ponerse de pie por sí mismo tras cada caída? Sientes que ahora no es tan fácil, ¿verdad? ¿Para qué sirven todos los consejos y los libros de autoayuda, para qué pagar terapias ni viajar huyendo del problema, si la única carencia está dentro de uno mismo? ¡Cuánto cuesta ser sincero consigo mismo! Y llega la amenaza de caer en un círculo vicioso, un ciclo de entrega y desgarro. La preocupación no es ajena, pero sí inútil, frente a ese monstruo invisible de la depresión que te cuestiona tus acciones. Y tanto para que, luego de confesarte, no crean en ti. ¿Por qué nadie escucha? ¿A quién le estás hablando? Cómo transformar esta soledad con sabor a derrota, que nos recuerda lo que perdimos y lo que no queremos. Ya no es el amor, ni la carencia, no es el pasado ni son las postrimerías de una falsa ilusión. Se trata de la búsqueda de la paz interior. De cómo olvidar tantas falsas promesas sobre una tierra santa y un mesías, y entender que nuestro lugar no está en los brazos de una persona, sino en nosotros mismos. Vivir ya no es tan fácil, y parece que es por decisión propia.

Andrea Tome – Corazón de mariposa – A veces es extraño que fuera, en la calle, brille el sol, cuando tú en casa sientes que todo lo que te rodea es gris; que haga un frío de los mil demonios y, por mucho que te abrigues, no consigas alejarlo de ti; que la gente siga preguntándote como te encuentras, aunque la respuesta sea obvia. A veces, la vida en sí es extraña y no eres capaz de averiguar qué haces tú en ella. Alguien debería pedirnos permiso antes de arrojarnos como un paquete demasiado pesado, a este mundo.

Andrea Tome – Corazón de mariposa – A veces es extraño que fuera, en la calle, brille el sol, cuando tú en casa sientes que todo lo que te rodea es gris; que haga un frío de los mil demonios y, por mucho que te abrigues, no consigas alejarlo de ti; que la gente siga preguntándote como te encuentras, aunque la respuesta sea obvia. A veces, la vida en sí es extraña y no eres capaz de averiguar qué haces tú en ella. Alguien debería pedirnos permiso antes de arrojarnos como un paquete demasiado pesado, a este mundo.

Yo soy de los que entregan sin contar el vuelto, de los que se alegran con una sonrisa sincera. De la mirada firme y la pasión en cada acto, porque hoy es todo lo que tengo. Soy de los que el desaliento y la negatividad les hace sumergirse en una atmósfera sulfurosa, para luego sentirse mal por no haber evitado la asfixia a tiempo. Soy de esos incomprendidos que cree en la gente que conoce por casualidad, aunque incluso ese juego de azar no termine con saldo positivo. De sensibilidad patológica, dirán algunos. Pero también de una capacidad para emocionarse con los sentimientos ajenos. Y reniego, sí, cuando no puedo plasmar lo que quiero y no me dejo entender en un mundo que te exige más de lo debido, con la herida abierta de quienes marcaron tantas veces en mí esa sensación de que nadie me entiende. Y no me importa a estas alturas seguir en entrega, a sabiendas de que es posible tener nuevas heridas. Aprendí de la soledad que arriesgarme es lo que quiero. Y que en el silencio de la madrugada se encuentra también el impulso tan fuerte como la dulzura de un abrazo al amanecer. Soy las desinencias, la intangible esperanza para alguien que también soy yo, y eso es lo que me motiva a buscar un mundo diferente en medio de este mundo agreste. ♫Y mientras trato de hacer mi camino en este mundo ordinario aprenderé a sobrevivir…

Acerca de PaoloCesare

Calmo, analítico, consejero, buen compañero, gran amigo (eso dicen, no les crean). Me atrevo a escribir para compartir y aprender con Uds.
Esta entrada fue publicada en Descargas y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Encore

  1. Pablo creo que cuando en verdad logramos tenernos a nosotros mismos, no hay más sentimientos de estos, y descubres que el resto es importante si, que los demás lo son, pero prima nuestro amor propio y este solo, ya es un motivo muy grande para vivir, la compañía ya se da porque se siente y quiere compartir, no porque se necesite.

  2. Ahh me falto decir que como siempre amo leerte, un abrazote!

  3. laacantha dijo:

    Y mientras trato de hacer mi camino en este mundo ordinario aprenderé a sobrevivir…sobrevivimos cada día caminando en este mundo maravilloso. Un beso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s