Ahora

No se puede andar así, no es justo para ninguna.
Saber lo que se quiere y terminar con lo indeseable,
Error de cálculo, ingenuidad perpetua, fragilidad caótica.
Ya no más, ya basta. Ahora tienes una mujer al frente.

Bob Marley – "La mayor cobardía de un hombre es despertar el amor de una mujer sin tener la intención de amarla."

Bob Marley – “La mayor cobardía de un hombre es despertar el amor de una mujer sin tener la intención de amarla.”

La que no se deja manipular con palabras prestadas ni trucos de prestidigitación. La que tiene las razones muy claras y la consciencia tranquila. La que venció al temor de enfrentar los miedos y el rechazo, y no mira hacia atrás porque ya lo tiene superado. La que plantó cara a sus peores enemigos, en medio del machismo, la violencia y la presión social. Aunque en su corazón escondió por mucho tiempo las heridas que quedaron como quien esconde el polvo debajo de la alfombra, tras la fachada de la vanidad, la rutina y la estabilidad. La que parecía endeble ya no lo es más. A ella, la que tantas veces desesperó en soledad ahora está en paz.

Una mujer, una mujer de verdad, no se deja manipular. Quien es libre no se deja enredar por cuentos, no dramatiza ante las posibles amenazas ni pierde el tiempo con quienes no le ofrecen más que un rato ameno. Si es libre, está en el camino de alcanzar lo que busca, o quizás ya lo tiene sin saberlo. Y nadie, entonces, podrá arrebatarle esa motivación adquirida. ¿Para qué perder el tiempo con niños que piensan que todo lo que quieren lo pueden tener? ¿Para qué tropezar más veces con la misma piedra? ¿Para qué creer más de una vez en falsas promesas? ¿Expectativas? Ni una más, ¿Víctimas? Ni una menos.

Montt – ¿Y cómo sabes que en realidad te quiere? –Me lo demuestra constantemente.

Montt – ¿Y cómo sabes que en realidad te quiere? –Me lo demuestra constantemente.

Ninguno es más, ni tampoco menos. Ninguna debe ser dejada de lado, sus voces no deben ser silenciadas. Ante el daño, pueden escoger -siempre pueden- si merece la pena humillar y soportar, o si toca dejar los platos sucios y que limpie otra, pues qué más da. Para qué creer en cambios que no nos corresponden, para qué poner más en algo que debe ir parejo. No podemos ir quemando nuestra vida en discusiones sin sentido, hay que escoger las batallas que queremos lidiar. Si sientes que no te entienden, que pasaron los años pero que no has aprendido a superarlo. Si sientes que ningún lugar es tú lugar. No pienses más. Siente, y se objetiva, no te creas lo que los demás quieren que creas. Y vuela, no temas, no estarás más en soledad.

Liniers – Te regalaría la luna y las estrellas. Nunca gastás un peso, Osvaldo.

Liniers – Te regalaría la luna y las estrellas. Nunca gastás un peso, Osvaldo.

Ahora es el momento, no tienes por qué aguantar más. Los mártires quedan en la inmortalidad de los libros historia, pero también aquellos que supieron vivir a su manera. No entregues más tu corazón a cualquier cara bonita ni cuerpo de gladiador, sino que tarda en descubrir el verdadero sabor de un sentimiento real. Y para diversión, ya sabes, ya no te creas los cuentos de hadas, eso no va a pasar. Me lastima, me quema por dentro. No es normal, ya no escucho a mi corazón. Son historias para hacer llorar a las chicas. No me atrevo a creerlas, ya no soy una niña…

Acerca de PaoloCesare

Calmo, analítico, consejero, buen compañero, gran amigo (eso dicen, no les crean). Me atrevo a escribir para compartir y aprender con Uds.
Esta entrada fue publicada en Personas y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Ahora

  1. El fin de semana vi unas fotos de una mujer de mi pasado. Las instantáneas databan de su aprobado en la defensa de su tesis como doctora. Y aunque la “relación” que mantuvimos acabó terriblemente mal, sentí las ganas de felicitarla por ello, si bien no lo hice. La verdad es que no sé si llegué a enamorarme de ella, pues muchas veces ese sentimiento se confunde con otros tantos. Sin embargo, es la única mujer por la que he sentido admiración, respeto. Pero no me refiero al respeto que se le tiene a otro ser humano por estar vivo, igual que tú, sino un profundo reconocimiento por lo que hace y por su forma de ser; porque en ella veía lo que faltaba en mí. En ocasiones echo de menos aquellos momentos con ella, aunque no pude sentirla todo lo que me hubiese gustado. Me precipité y cometí un grave error. Después ella cometió los suyos, pero la verdad es que yo inicié el derrumbamiento de aquel plan, que podría tal vez haber llegado a buen puerto, de haber tenido más paciencia y control sobre mis emociones.
    No sé si me enamoré o no, y tampoco sé si quiero saberlo. En lo referente a ella, hay muchas cosas que me hacen dudar de cuáles fueron sus verdaderos sentimientos, reacciones que no comprendo, así como miradas que me desestabilizaron. Y ahora ya es tarde, muy tarde.
    Ignoro si mis sentimientos todavía son auténticos, o si no es más que la nostalgia aquello que brota de mi interior. Pues para mí, era, y sigue siendo, imperfectamente perfecta.
    Y no sé por qué te cuento esto, ahora, sin venir a cuento en esta entrada. Quizá porque no me atrevo a escribirlo en mi blog, pues no sé quién puede estar leyéndome, y porque mis amigos no entenderían que a veces todavía piense en ella. Ya han pasado casi 3 años, pero cuando cierro los ojos, aún puedo recordar las primeras palabras que me dedicó.
    Ojalá pudiera volver atrás y remediar aquel desastre. Pero si lo hiciera, ahora mi vida sería muy distinta, y no sé si para mejor.
    Un abrazo.

    • PaoloCesare dijo:

      Hola tocayo, pues antes de empezar a decir algo, quisiera agradecerte por el espacio y la confianza. Aquella mujer que en la distancia sigue marcando a través de la nostalgia pues, quizás, ha avanzado sus fichas de una manera que no se podría entender sin ver más allá de sus logros y sus fotos (en modo no tan ‘stalker’). Creo que nos pasa, a muchos, el habernos quedado con esa sensación de que inconsistencia: ¿Por qué pensar aún si ya ha pasado mucho, si ya hubo toda una vida dentro de esta vida para superarlo? Y creo, en mi torpeza, que no hay respuesta correcta.
      La nostalgia no es mala si no te lleva a repetir el pasado, si te libera de los errores y los reproches. No podemos volver hacia atrás. Sería terrible, tan terrible como sentirse arrepentido. Porque hasta de ese error que desencadenó su separación has llegado a donde estás. Has aprendido de ese error, has empezado tu blog, has hallado nuevas razones para seguir. La nostalgia, tal vez “ahora” sirve para guardar ese respeto que le tuviste y esa admiración que crece aunque sea en silencio, porque ella va logrando lo que quizás ni si quiera supo que podría lograr, y aunque, no estés para alentarle, debes de saber que hoy le basta sentirse adelante.
      “Ahora” no es mejor ni peor, es lo que tenemos y debemos construir con eso, con lo que tenemos. Rescata sus palabras, su cariño y deja ir el daño si es que hubo. Y cuando estés listo, solo cuando realmente sientas que puedes dar ese paso, salúdale. A veces parece increíble lo que puede llegar después de un “hola, ¿cómo estás?”.

      Un abrazo! y cuando gustes, aquí tienes tu espacio.
      Pablo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s