Carta de un nada Santo a la corintia

Verte dormir es uno de esos pasatiempos que más disfruto.
Convertirme en tu guardián y guiarte hasta tus sueños, aunque sean breves.
Aunque tú no puedas ver todo el amor que siento por ti, y no puedas saberlo.
Aunque hoy estés distante y no puedas mirarme. Tu calma es mi bandera.

HJ-Story.com – El amor es... Acurrucarte es lo mejor del mundo

HJ-Story.com – El amor es… Acurrucarte es lo mejor del mundo

Pasaron muchos años desde que destellaron los últimos chispazos de locura en su corazón. Curiosamente, esta avasalladora sensación de alegría lo encontró escribiendo, teorizando sobre las relaciones que veía desde su ventana, sin poder ser protagonista. Desde la monocroma ciudad que lo vio crecer, el tocó la esperanza al ver al cielo, su cielo, en una abducción poderosa de emociones que solo llega cuando aparecen la complicidad, como ingrediente principal, y las ganas acumuladas de entregarse; desbordando sin peros ni temores. Todo ocurre en un juego en el que solo dos se entienden y las reglas se construyen entre sonrisas y detalles pequeños. Aventuras incendiarias de situaciones impensadas, el jaque mate, el turno del amor, el principio y el fin.

Cuando se abre paso el sentimiento, los miedos se vencen con las sonrisas, que son caricias del alma. Cuando se siente miedo, es porque hay algo nuevo que, aunque nos morimos por descubrir, no sabemos si estamos listos para arriesgar otra vez. Cuando arriesgamos entonces descubrimos la verdadera valentía, la cual es recompensada con todas esas pequeñas cosas que construyen al amor como una base en la que pondremos ilusión y sueños, así como compromiso y lealtad. Una base en donde la confianza y la comunicación son la mezcla sólida que lo sostiene. Cuando te das cuenta que puedes pasar horas de horas hablando con esa persona sin necesidad de tocar temas importantes, y que incluso, desfilan por terrenos de curiosidad y seducción, es porque ya hay una parte de ti que se está entregando, que ha vencido esos miedos. Finalmente, es la entrega esa primera parte del amor. Un triunfo sobre todo aquello que nos fue negado y un corolario de todo lo vivido. Este es el aprendizaje del amor.

Liniers – Que brazos largos tiene Argarañás. A veces la gente lo señala o le gritan cosas, pero a Argarañás no le importa. Su novia sabe que es el mejor abrazador del mundo.

Liniers – Que brazos largos tiene Argarañás. A veces la gente lo señala o le gritan cosas, pero a Argarañás no le importa. Su novia sabe que es el mejor abrazador del mundo.

Un día, cuando el corazón parecía estar en modo vibrador, entre abrazos y sonrisas del alma, él confesó:

Si tengo que esperarte, lo haré. No tengo más apuros. Si tengo que buscarte, lo haré, no tengo más remedio. Quiero celebrar cada logro tuyo y compartir lo que tengo, dejarte entrar en mí como tú lo permitiste con la magia de tu sonrisa. No hay más misterios, no hay maldad. Has cambiado una parte de mí y, aunque te advierto que tengo mis errores, tú me alientas y me salvas de mis propios fantasmas. Así hemos llegado lejos en poco tiempo, como si la casualidad y el destino, o si tu fe y tu esperanza hubiesen logrado atraer mi mirada sincera desde lejos. No sé si pueda ser todo lo que necesitas ni si pueda darte todo lo que creo que mereces, perdóname, pero sabes bien que daré mi mayor esfuerzo para hacerte feliz, a ti, y a todo lo que amas.

Carta de San Pablo a los Corintios – Capítulo 13:4-7 – "El amor es paciente, es servicial; el amor no es envidioso, no hace alarde, no se envanece; no procede con bajeza, no busca su propio interés, no se irrita, no guarda rencor; no se alegra de la injusticia, sino que se regocija con la verdad. El amor todo lo disculpa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta."

Carta de San Pablo a los Corintios – Capítulo 13:4-7 – “El amor es paciente, es servicial; el amor no es envidioso, no hace alarde, no se envanece; no procede con bajeza, no busca su propio interés, no se irrita, no guarda rencor; no se alegra de la injusticia, sino que se regocija con la verdad. El amor todo lo disculpa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.”

Después de mucho tiempo no había sentido tanto desde los pequeños detalles de la convivencia. Compartir no había sido tan natural, entre el juego de la inocencia y la seducción de la madurez, en una mistura de palabras y expresiones del alma traducidas en abrazos y besos que atravesaron distancias incalculables. Ahora puedo decir que valió la pena contemplar tantas veces el amor y aprender de él, muchas veces, desde mis propias querencias. La calma ha llegado, la canción comenzó: ella anda dormida, a mí me gusta ver. Mira, qué bonita, cae sin saber que va a pasar después…

Acerca de PaoloCesare

Calmo, analítico, consejero, buen compañero, gran amigo (eso dicen, no les crean). Me atrevo a escribir para compartir y aprender con Uds.
Esta entrada fue publicada en Personas y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Carta de un nada Santo a la corintia

  1. Hermosa entrada! Como todas definitivamente, siempre me encantará leerte…, un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s