Match

Ya deja de buscar a la mujer perfecta: ¡No existe!
¿Y quién busca a la perfecta? Me basta con que se estremezca al escuchar a Otis y que sepa calmar mis demonios mejor que yo.
Okey, quizás en Narnia
Puede ser…

Michael Faudet – Paso muchas noches, en casa, enamorándome de la idea de ti

Michael Faudet – Paso muchas noches, en casa, enamorándome de la idea de ti

Una noche tras tanto andar en una ciudad gris, entre vinos y pizzas, el amor y la tragedia; llegó a la mesa una crítica para el hombre que parecía escapar del amor. Fue su defensa la que marcó la trayectoria de los siguientes días. La sed del amor en los ojos de quien, no solo con palabras, sabía llegar al alma.

–Yo no busco a la mujer perfecta, ya deja de decirlo. No se trata de obtener el billete ganador ni de amores de películas gringas. Lo que siento al respecto es que vivo en el medio del amor, quizás en las afueras. Y vivo como espectador, como narrador, como anfitrión, cómplice, compañero. Pero no vivo en el amor porque salí de allí hace varios años, después de haber dado todo lo razonable en ese momento. Y no me arrepiento, incluso, si deje de hacer alguna locura, pues creo que en el amor se tiene que dar todo lo que tenemos al alcance, entregarlo todo y perderlo todo; para que, cuando toque reinventarse esto se haga buscando en el amor propio, en ese amor que uno nunca debe dejar de tener. Y así, empezar una vez más.

–¿Y por qué no lo intentas otra vez? En este tiempo que has estado saliendo con diferentes personas.

–¿Piensas que he rechazado a cualquier prospecto de mujer para mí, así, de puro capricho? No es así. La realidad es que ha sido una cuestión de percatarse de que no existe un único perfil para llegar a mí. Me di cuenta algo temprano de ello. No debe de haber una sola forma de llegar a mí. La convencional insuficiente, de similitudes y curiosidades, de una voz sexy complementada en un traje despampanante. No es así. Ni hace falta una figura de modelo de revista, ni tampoco la ternura inapelable de una madre asaltando de cariño a su hija. No es necesario el talento en la cocina, no soy juez en Master Chef. Lo que a mí me llama la atención, te diré, es la seguridad y la inteligencia, la coherencia de quien quiere de verdad te entrega, como mínimo, un poco de su escaso tiempo, y respeta el tuyo. Llegar a mí es la lucha por entenderme, es el esfuerzo por resolver misterio de mis titubeos y temores, el poder de quien escucha y sabe hablar sin interrumpir. Y, sobre todo, la potencia de quien usa las palabras para amar.

Y aún sin poder convencer a quien interpelaba su ridícula soledad de corazón en huelga, el hombre de la sensibilidad extraña se vio forzado a confesar:

–Estoy cansado de que me reclamen por estar soltero tanto tiempo. Simplemente quiero encontrar a alguien que me haga verme reflejado y, a la vez, perdido a su lado. Que calme todos los demonios que encierro. No sé si me entiendes. Alguien que me complique y me resuelva para yo quedarme estampado en sus mañanas y muy sediento de sus noches. Alguien que no tenga tabúes, alguien que tenga mundo, pero no el suficiente como para seguir conociéndolo juntos. Alguien que sepa reclamar, y reclame mi entrega como yo reclamo esta carencia, mientras sigo buscando en mí el amor que me falta. Alguien así, a quien pueda amar por mucho tiempo sin peros ni tragedias.

Liniers – A lo mejor si tomás mucho envión y corrés fuerte, fuerte, fuerte.

Liniers – A lo mejor si tomás mucho envión y corrés fuerte, fuerte, fuerte.

Así, suplicando piedad en el juicio de quienes creen que la soledad continua es un delito, esbozó su defensa, dejando en claro que su vida no es un ejemplo sino una diáfana evidencia de lo que conlleva la prueba y el error. Una soledad que encerraba tantos mundos, tanta ilusión, que de por sí sola ya podía vivir del amor, un amor transparente: he estado amándote por tanto tiempo como para detenerme ahora…

Acerca de PaoloCesare

Calmo, analítico, consejero, buen compañero, gran amigo (eso dicen, no les crean). Me atrevo a escribir para compartir y aprender con Uds.
Esta entrada fue publicada en Descargas y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Match

  1. Comprendo tanto ésta entrada, y al final amo mi soledad, porque inclusive ésta, está llena de mucho amor, de mucho valor, de mucha entrega… a diferencias de muchas no soledades vacías…Felicidades Pablo, excelente entrada!.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s