Para-lelos

Si fue muy tarde para reaccionar,
si es que cabe alguna posibilidad.
Si el recuerdo se proyecta hasta hoy,
si tan solo es una efímera emoción.

Liniers – ¿Hasta cuándo vamos a estar juntos? – ¡Por siempre!

Liniers – ¿Hasta cuándo vamos a estar juntos? – ¡Por siempre!

El paso del tiempo es inexorable, no podemos cambiar nada de lo que ocurrió ni revertir sus efectos, solo nos queda la terrible posibilidad de imaginar tantas alternativas a lo vivido, como si se tratase de rearmar un rompecabezas de miles de piezas, jugando con el sentido de las cosas. No hay remedio, queremos controlar hasta el tiempo. Aunque muchas veces estropeemos todo tratando de atrapar los recuerdos, nos cuesta aceptar que cuando termina una etapa es porque muchas otras pueden empezar. Nos aferramos a la figura de la eternidad, la posibilidad del reencuentro en la posteridad, la esperanza de enmienda, la redención.

Todas aquellas personas que no supieron cerrar sus historias y decidieron dejar que el punto final abrupto, camuflado con incertidumbre, se pronuncie en lugar de expresarse por sí mismos; todos los que aún no aceptan el adiós y se niegan, por inocencia o tozudez, sin poder ver que es momento de amarse a sí mismos. Ambas partes son las que cargan con la muerte de una relación, sea cual fuera el límite y el contexto, y son ambos los condenados a vivir con un recuerdo, un fantasma inherente y quizás más palpable para uno que para el otro. La soledad, el silencio, la nostalgia; son tres aliados para curarse, pero también suelen llevarnos a pensar-muchas veces- de más.

Mario Benedetti – Nadie nos advirtió que extrañar es el costo que tienen los buenos momentos

Mario Benedetti – Nadie nos advirtió que extrañar es el costo que tienen los buenos momentos

¿Cuántas personas más pasarán por aquí? ¿Cuántas veces más tendré que dejar ir sin haber aprendido a querer lo suficiente? ¿A cuántas personas más tendré que decirles adiós, en una especie de despedida eterna, pues su silencio está lleno de suposiciones y teorías de lo que pudo ser? ¿A cuántas más debo de dejar ir para encontrarme en mi verdadero mundo, donde nadie más me pueda influenciar? ¿Y cuántas veces más tendré que elegir y hacer creer que estoy por el buen camino, pese a estar más perdido y sin estrellas para orientarme a la salida? Pasan los años y no tengo respuestas. Si estás pensando en mí, no me busques, déjame así, porque cuando yo te pienso sólo intento dejar el punto final con la última sonrisa que nos dimos. Y solo quiero dejar de pensar…

Gabriel García Márquez – Vivir para contarla – La nostalgia, como siempre, había borrado los malos recuerdos y magnificado los buenos.

Gabriel García Márquez – Vivir para contarla – La nostalgia, como siempre, había borrado los malos recuerdos y magnificado los buenos.

Si fue por pensar que te perdí, porque no aproveché los momentos adecuados para salvarte, para no hacer más locuras que pudieran alimentar nuestra ilusión. Ahora, en mi memoria, he salpicado alternativas para crear diferentes versiones de lo nuestro. Si alguna de esas versiones fuera real no estaría aquí. No hubiera recorrido tantos lugares para alejarme de mis miedos; quizás, aún no sería lo suficientemente fuerte por mí mismo, pues estaría sostenido por un balance que, posiblemente, tarde o temprano, hubiera acabado con todo. Son desvaríos que no puedo evitar, como el llevarte en mi corazón para que aparezcas en momentos aleatorios, espejismos de carne y hueso. Aquí estás. Después de todo, pensar tanto es malo para la salud. Me perdí en mi universo… ¿y tú? No volveré a hacerlo más, no he encontrado respuestas.

Publicado en Personas | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , | 7 comentarios

Carta de un nada Santo a la corintia

Verte dormir es uno de esos pasatiempos que más disfruto.
Convertirme en tu guardián y guiarte hasta tus sueños, aunque sean breves.
Aunque tú no puedas ver todo el amor que siento por ti, y no puedas saberlo.
Aunque hoy estés distante y no puedas mirarme. Tu calma es mi bandera.

HJ-Story.com – El amor es... Acurrucarte es lo mejor del mundo

HJ-Story.com – El amor es… Acurrucarte es lo mejor del mundo

Pasaron muchos años desde que destellaron los últimos chispazos de locura en su corazón. Curiosamente, esta avasalladora sensación de alegría lo encontró escribiendo, teorizando sobre las relaciones que veía desde su ventana, sin poder ser protagonista. Desde la monocroma ciudad que lo vio crecer, el tocó la esperanza al ver al cielo, su cielo, en una abducción poderosa de emociones que solo llega cuando aparecen la complicidad, como ingrediente principal, y las ganas acumuladas de entregarse; desbordando sin peros ni temores. Todo ocurre en un juego en el que solo dos se entienden y las reglas se construyen entre sonrisas y detalles pequeños. Aventuras incendiarias de situaciones impensadas, el jaque mate, el turno del amor, el principio y el fin.

Cuando se abre paso el sentimiento, los miedos se vencen con las sonrisas, que son caricias del alma. Cuando se siente miedo, es porque hay algo nuevo que, aunque nos morimos por descubrir, no sabemos si estamos listos para arriesgar otra vez. Cuando arriesgamos entonces descubrimos la verdadera valentía, la cual es recompensada con todas esas pequeñas cosas que construyen al amor como una base en la que pondremos ilusión y sueños, así como compromiso y lealtad. Una base en donde la confianza y la comunicación son la mezcla sólida que lo sostiene. Cuando te das cuenta que puedes pasar horas de horas hablando con esa persona sin necesidad de tocar temas importantes, y que incluso, desfilan por terrenos de curiosidad y seducción, es porque ya hay una parte de ti que se está entregando, que ha vencido esos miedos. Finalmente, es la entrega esa primera parte del amor. Un triunfo sobre todo aquello que nos fue negado y un corolario de todo lo vivido. Este es el aprendizaje del amor.

Liniers – Que brazos largos tiene Argarañás. A veces la gente lo señala o le gritan cosas, pero a Argarañás no le importa. Su novia sabe que es el mejor abrazador del mundo.

Liniers – Que brazos largos tiene Argarañás. A veces la gente lo señala o le gritan cosas, pero a Argarañás no le importa. Su novia sabe que es el mejor abrazador del mundo.

Un día, cuando el corazón parecía estar en modo vibrador, entre abrazos y sonrisas del alma, él confesó:

Si tengo que esperarte, lo haré. No tengo más apuros. Si tengo que buscarte, lo haré, no tengo más remedio. Quiero celebrar cada logro tuyo y compartir lo que tengo, dejarte entrar en mí como tú lo permitiste con la magia de tu sonrisa. No hay más misterios, no hay maldad. Has cambiado una parte de mí y, aunque te advierto que tengo mis errores, tú me alientas y me salvas de mis propios fantasmas. Así hemos llegado lejos en poco tiempo, como si la casualidad y el destino, o si tu fe y tu esperanza hubiesen logrado atraer mi mirada sincera desde lejos. No sé si pueda ser todo lo que necesitas ni si pueda darte todo lo que creo que mereces, perdóname, pero sabes bien que daré mi mayor esfuerzo para hacerte feliz, a ti, y a todo lo que amas.

Carta de San Pablo a los Corintios – Capítulo 13:4-7 – "El amor es paciente, es servicial; el amor no es envidioso, no hace alarde, no se envanece; no procede con bajeza, no busca su propio interés, no se irrita, no guarda rencor; no se alegra de la injusticia, sino que se regocija con la verdad. El amor todo lo disculpa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta."

Carta de San Pablo a los Corintios – Capítulo 13:4-7 – “El amor es paciente, es servicial; el amor no es envidioso, no hace alarde, no se envanece; no procede con bajeza, no busca su propio interés, no se irrita, no guarda rencor; no se alegra de la injusticia, sino que se regocija con la verdad. El amor todo lo disculpa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.”

Después de mucho tiempo no había sentido tanto desde los pequeños detalles de la convivencia. Compartir no había sido tan natural, entre el juego de la inocencia y la seducción de la madurez, en una mistura de palabras y expresiones del alma traducidas en abrazos y besos que atravesaron distancias incalculables. Ahora puedo decir que valió la pena contemplar tantas veces el amor y aprender de él, muchas veces, desde mis propias querencias. La calma ha llegado, la canción comenzó: ella anda dormida, a mí me gusta ver. Mira, qué bonita, cae sin saber que va a pasar después…

Publicado en Personas | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 2 comentarios

Polaroid

Te pedí una sonrisa, tú me entregaste felicidad
Te pedí un buen paisaje, tú me revelaste el paraíso
Una fotografía puede inmortalizar la belleza de un cuerpo
y mi corazón, hacer lo propio con la hermosura de tu alma libre.

Severi – Vivir con ojos de turista

Severi – Vivir con ojos de turista

Eran dos turistas en una ciudad fría, en donde la calidez se encontraba tapada bajo el consumismo y el egoísmo que imperaba. Sin embargo, parecía no preocuparles ni las reglas ni los riesgos, ellos solo querían explorar y vivir su momento, en un intercambio entre sus mochilas, la cámara fotográfica y el mapa sin ruta definida. El instinto les guiaba mientras que sus corazones se perdían entre sí, en esa mágica mezcla de un viaje de búsqueda personal y entrega pasional. Algunos les dijeron que solo coincides una vez así en tu vida, casi como si fuera una advertencia. ¿Si la consigna es vivir del presente, por qué adelantarse con decisiones? Ellos decidieron ser cómplices, rindiéndose ante los puntos suspensivos, llevando en las fotografías la ilusión de haber alcanzado lo perfecto.

Zygmunt Bauman – Amor Líquido – El amor no encuentra su sentido en el ansia de cosas ya hechas, completas y terminadas, sino en el impulso a participar de su construcción. El amor está muy cercano a la trascendencia; es tan sólo otro nombre del impulso creativo y, por lo tanto, está cargado de riesgos, ya que toda creación ignora siempre cuál será su producto final.

Zygmunt Bauman – Amor Líquido – El amor no encuentra su sentido en el ansia de cosas ya hechas, completas y terminadas, sino en el impulso a participar de su construcción. El amor está muy cercano a la trascendencia; es tan sólo otro nombre del impulso creativo y, por lo tanto, está cargado de riesgos, ya que toda creación ignora siempre cuál será su producto final.

No hacía falta tener palabras exactas, ellos se querían con gestos. Él le hacía sentir que era capaz de volar, en esa libertad que ambos necesitaban; mientras que ella curaba sus heridas al confiar y creer en él como nadie antes lo hizo, con transparencia y humildad. Lo mágico de las pequeñas cosas hacía efecto en ellos, ¿para qué pedir más? Ambos evitaban pensar en que el viaje iba a terminar y aprovecharon sus espacios de paz para tumbarse y mirarse a los ojos. Si el reloj pudiese ir más despacio, este hubiese sido uno de esos momentos en la vida para que eso ocurriese. Sin embargo, llegó la oscuridad, el momento de partir y dejar que lluevan los puntos suspensivos…

Julio Cortázar – Andábamos sin buscarnos, pero sabiendo que andábamos para encontrarnos.

Julio Cortázar – Andábamos sin buscarnos, pero sabiendo que andábamos para encontrarnos.

Por todo aquello que quedó en silencio, por las suposiciones no tan evidentes. Por los reproches y la soledad fiscalizadora. Por todo ello, tardíamente, le tocó confesar:

Esa misma noche decidí escribir cosas que solo una persona que siente amor de verdad puede expresar. Tomé cada una de tus fotos y escribí en su reverso todo lo que me hacían sentir. Sin darme cuenta, había escrito sobre lo que nunca me atrevía decirte mirándote a los ojos, y, que no puedo imaginar si, de haberlo hecho, hubiese cambiado en algo nuestra historia. Hoy, consciente de que el tiempo nos ha convertido en extraños, al releer mis recuerdos me pregunto si tú también conservas un poco de mí, y de todo lo que intentamos vivir.

Algunos miran hacia atrás con sed de respuestas. Otros, lo hacen para no toparse con realidades similares a las ya vividas. Cuando se trata del amor, todo, absolutamente todo, debe estar tocado por la creatividad, incluso la nostalgia. A tal punto de camuflar nuestra propia locura. En ese caso, debo admitir que llevo tanto tiempo mirando esas fotografías tuyas que casi creo que son reales…

Publicado en Personas | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario